"Queda mucho por hacer" entre EE UU y Cuba, dice el grupo procastrista Pastores por la Paz

Los 29 estadounidenses, nueve mexicanos, dos alemanes y el ciudadano sueco que integran esta edición de Pastores por la paz llegaron ayer a La Habana. (Pastores por la paz)
Los 29 estadounidenses, nueve mexicanos, dos alemanes y el ciudadano sueco que integran esta edición de Pastores por la paz llegaron ayer a La Habana. (Pastores por la paz)

(EFE).- Activistas del grupo "Pastores por la paz", organizado por religiosos estadounidenses, afirmaron este martes en La Habana que, a pesar de los avances logrados en un año de relaciones diplomáticas entre Cuba y EE UU, aún "queda mucho por hacer" mientras siga el embargo a la Isla.

"Estamos entusiasmados con que haya habido alguna mejoría en las relaciones con Cuba,(...) de que se haya flexibilizado la restricción de los viajes, pero tenemos muy claro que existen solo algunas categorías mediante las que podemos viajar libremente a Cuba", dijo a Efe la líder del grupo, Gail Walker.

La dirigente, hija del fallecido reverendo Lucius Walker, fundador de este proyecto para burlar el "bloqueo" estadounidense y traer donativos a la Isla, aseguró que están "muy felices" de ver los esfuerzos de algunos congresistas estadounidenses que tratan de cambiar algunas de las restricciones al comercio con Cuba.

"Creemos que significa un paso positivo aunque no haya tenido éxito. Aún queda mucho por hacer. Tenemos que presionar a los congresistas para tener la seguridad de que eso pase", agregó Walker tras una conferencia de prensa en la que participaron los 41 miembros de esta 27 caravana solidaria.

Los 29 estadounidenses, nueve mexicanos, dos alemanes y el ciudadano sueco que integran esta edición de Pastores por la paz llegaron ayer a La Habana después de cruzar la frontera de EE UU con México y tras ofrecer conferencias y charlas en más de 40 ciudades estadounidenses.

Para Walker, líder de la Fundación Interreligiosa por la Organización Comunitaria (IFCO, por sus siglas en inglés) la mejor forma de ayudar ha sido "ponerle un rostro a la oposición al bloqueo" y continuar exigiendo el fin de lo que califican como "una política anticristiana y antihumanitaria".

La dirigente aseguró que están "muy felices" de ver los esfuerzos de algunos congresistas estadounidenses que tratan de cambiar algunas de las restricciones al comercio con Cuba

Ante la inminente elección de un nuevo presidente estadounidense y frente a los candidatos más prominentes, Walker se mantuvo cautelosa y afirmó que "habrá que ver" si su trabajo a favor de la completa normalización de las relaciones con el país caribeño se ve afectado por el resultado en las urnas.

"No estamos seguros si habrá un presidente Trump o una presidenta Clinton, creo que habrá retos con ambos, sin embargo, parece que Hillary está más abierta a aplicar algunas medidas para flexibilizar las restricciones, pero hay algunas áreas donde ha permanecido intransigente. Así que realmente está por ver", advirtió.

La activista estadounidense señaló que ahora tratarán de sumar a más voces a su causa, un reto para que el que están preparados, sobre todo ahora que se puede "hablar de Cuba sin ser menospreciados".

Durante su estancia en la Isla, el grupo recorrerá lugares de interés económico de la capital y la cercana provincia de Pinar del Río y participará en las festividades populares por el Día de la rebeldía nacional el próximo día 26.

Desde 1992 Pastores por la Paz viaja a la Isla cada año para traer a Cuba asistencia humanitaria y medicinas, sin pedir autorización ni licencia a las autoridades federales de Estados Unidos.

Ahora que Cuba y EE UU cumplen mañana, 20 de julio, un año del restablecimiento de sus relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas en La Habana y Washington, la labor de los "caravanistas" continuará "hasta que no haya bloqueo" y ambos pueblos puedan interactuar de manera normal, afirmó Walker.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0