Refinería de Cienfuegos reduce producción a la mitad por recortes en petróleo venezolano

La refinería de capital cubano y venezolano Camilo Cienfuegos. (EFE)
La refinería de capital cubano y venezolano Camilo Cienfuegos. (EFE)

La refinería de Cienfuegos, manejada por Cuvenpetrol SA, una empresa de capital cubano y venezolano, se ha visto obligada a reducir a la mitad su producción debido a los recortes en los envíos de crudo desde Venezuela, informó este lunes una funcionaria del Partido Comunista (PCC).

Los planes de construcción de un complejo petroquímico aledaño, con participación venezolana, también están detenidos, agregó Lidia Esther Brunet, primera secretaria del PCC en la provincia.

La funcionaria admitió que la refinería Camilo Cienfuegos, una planta de la era soviética, no va a cumplir este año con los objetivos previstos "como lo había hecho desde su reactivación en 2007" y procesará alrededor de 9.430.000 barriles de petróleo, apenas el 53% de lo planeado. Brunet atribuyó las causas al "tema contrato, Venezuela y otras cuestiones", según explicó a la agencia de prensa china Xinhua.

"En estos momentos no se está procesando crudo venezolano. Los envíos se redujeron sustancialmente desde el pasado año", dijo un especialista de la refinería que pidió el anonimato.

Este mes se cumplen 16 años desde la firma del acuerdo de cooperación entre Venezuela y Cuba para el intercambio de servicios médicos y profesionales por petróleo.

Un trabajador del centro aseguró que la planta está refinando crudo procedente de Argelia. "La situación es inestable, este domingo arrancamos nuevamente, pero a veces se para y vuelve a arrancar. Todos tenemos mucho miedo de que al final nos quedemos sin trabajo. Sería un golpe tremendo", comentó. La planta tiene una plantilla de 780 trabajadores, según datos oficiales de 2010.

"Todos tenemos mucho miedo de que al final nos quedemos sin trabajo. Sería un golpe tremendo", comentó un trabajador de la planta

"Lo que se comenta entre los directivos es que podría cerrarse la empresa mixta debido a la situación económica de Venezuela, y Cuba esperaría a que otro país asumiera ese 49% de las acciones. El gran problema es que la refinería nunca ha sido rentable, porque para eso eran necesarias una serie de inversiones para el llamado polo petroquímico que nunca se hicieron", comentó el especialista de la refinería, quien agregó que "no se ha hecho una reducción de plantilla todavía, pero ya se anuncia".

En julio de este año, el gerente general en Cuba de la estatal venezolana PDVSA, Luis Morillo, anunció que la refinería cerraría parcialmente por 120 días en varios períodos del año "por mantenimiento".

"Las declaraciones confirman lo que ya se había anunciado. Cienfuegos no está operando, pero no por problemas técnicos, sino porque Venezuela no tiene la cantidad de petróleo crudo mediano suficiente para enviar las refinerías en Cuba. No es tanto Cienfuegos, sino Venezuela", comenta Jorge Piñón, director interino del Centro de Energía Internacional y Políticas Ambientales de la Universidad de Texas en Austin.

El experto, que monitorea el movimiento de tanqueros en la zona del Caribe, dijo que en los últimos tres o cuatro meses "no ha habido casi ningún tráfico a Cienfuegos".

Los planes de ampliación de la refinería incluían el incremento de capacidades de procesamiento de petróleo hasta 150.000 barriles diarios, la construcción de una planta de oleofinas y de aromáticos, la ampliación de la capacidad de almacenamiento y la reactivación del oleoducto entre Matanzas y Cienfuegos.

Para Piñón el impacto de la disminución en el suministro de petróleo desde Venezuela no ha sido aún mayor, porque el país continúa importando petróleo de otras fuentes que está llegando, sobre todo, al puerto de Matanzas.

Este lunes, el ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, admitió que la economía cubana, golpeada severamente por la crisis en Venezuela, no iba a crecer ni siquiera el 1% previsto.

Según un experto de la Universidad de Texas, "no se ha hecho una reducción de plantilla todavía, pero ya se anuncia"

A partir del segundo semestre del año, el Gobierno anunció recortes en el consumo de electricidad y combustible, principalmente en las empresas estatales. Según este plan, la administración central adjudica a cada empresa una cantidad mensual de kilowatts de energía eléctrica. Si la empresa agota su cuota antes de terminar el mes, le cortan el suministro y los trabajadores se van a sus casas de "vacaciones".

Las autoridades han recortado también el alumbrado público y la distribución de combustible a las empresas, ya que una parte era desviado al mercado negro para el transporte privado, cuyos precios han subido a raíz de esta decisión.

Durante una intervención televisada en julio, el presidente Raúl Castro confirmó la disminución de los envíos de petróleo desde Venezuela. Según la agencia Reuters, que cita datos internos de PDVSA, los suministros de Venezuela cayeron un 40% en el primer semestre de 2016. Jorge Piñón, el experto de la Universidad de Texas, estima que la reducción es del 25% desde el principio de este año. El Gobierno no ha publicado estadísticas recientes sobre el refinamiento total y la extracción de petróleo nacional.

_______________________________________________________________

Nota de la Redacción:  esta nota es parte de una colaboración entre 14ymedio y El Nuevo Herald.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9