La Seguridad del Estado impide que Martha Beatriz Roque y Miriam Leiva se encuentren con el papa

Martha Beatriz Roque. (14ymedio)
Martha Beatriz Roque. (14ymedio)

La opositora Martha Beatriz Roque Cabello denunció en la tarde de este domingo que la Seguridad del Estado impidió, por segundo día consecutivo, que saludara al papa Francisco. El encuentro previsto para ocurrir en la Catedral de La Habana había sido acordado a manera de desagravio por lo sucedido en la jornada del sábado, cuando la ex prisionera de la Primavera Negra  fue detenida en el camino a la Nunciatura Apostólica.

En la mañana de este domingo el secretario del nuncio apostólico en Cuba, le había asegurado a Roque Cabello que estaba sorprendido por el arresto de ayer y que en esta ocasión se había organizado todo para que fuera posible. Sin embargo, el taxi que la trasladaba hacia el casco histórico de La Habana fue interceptado en el camino por un auto con cuatro oficiales de la Seguridad del Estado que no le permitieron llegar al lugar, detalló la activista.

“Si usted tiene algo que decirle al papa, nos lo dice y nosotros se lo decimos”, refiere Roque Cabello que le aseveró uno de los oficiales de la Seguridad del Estado. La disidente fue detenida en una estación policial hasta pasadas las 15 horas, cuando resultó liberada.

En el caso de Leiva, la detención se produjo en circunstancias similares, cuando viajaba en un almendrón. “El carro fue interceptado estrepitosamente por la Seguridad del Estado, que me llevaron a una estación de policía, y allí una oficial me advirtió de que no puedo participar en ninguna actividad de la visita del papa”, relató Leiva a EFE. 

En el camino hacia La Catedral de La Habana, donde Francisco realiza una Plegaria de las Vísperas junto a sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas, la comitiva papal se detuvo en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús y San Ignacio y Loyola, de la calle Reina. En el lugar hizo un breve recorrido por el interior de la iglesia para continuar rumbo al casco histórico habanero.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 39