Estudio musical 'Abdala' pasa a ministerio cubano como pedía Silvio Rodríguez

Silvio Rodríguez en un concierto en 2011.
Silvio Rodríguez en un concierto en 2011.

(EFE).- El cantautor cubano Silvio Rodríguez anunció que el estudio musical creado por su iniciativa en La Habana pasó finalmente a manos del Ministerio de Cultura, lo que en principio zanja la controversia sobre la deriva administrativa y las trabas burocráticas que vivía el proyecto.

En la última entrada de su blog Segunda Cita, el músico explica que el pasado lunes los estudios de grabaciones musicales "Abdala", inaugurados en 1998, "pasaron por fin a manos" del Ministerio de Cultura (Mincult).

"Gracias a los que de verdad aman la cultura. Ahora, a trabajar", afirmó Rodríguez en la bitácora, donde mismo divulgó en agosto pasado que ese proyecto agonizaba por la inoperancia de funcionarios, culpando directamente al ministerio.

"Creía y creo que, en el socialismo sustentable que debemos hacer, la cultura y sus medios merecen tratarse como recursos de beneficio espiritual, lo que no quiere decir que piense que deben tener un cheque en blanco", advirtió el cantautor, en el texto divulgado esta semana.

"Vivo convencido de que un medio de excelencia, una vez que se tiene, debe preservarse, al menos pensando en una futura recuperación. En el caso de un Estudio como 'Abdala', somos responsables de que exista como factor en una posible industria musical", añadió.

En agosto, Rodríguez divulgó que "Abdala" -gestionado en los últimos años por la corporación estatal Cimex- no tenía electricidad por falta de pago, pero no podía abonar esas facturas porque desde hace ocho meses estaba "en proceso de traslado" al Mincult.

Según el fundador de la llamada Nueva Trova Cubana, ese trámite no acababa de concretarse "por razones ignotas", mientras la empresa tenía que suspender contratos y se deterioraba.

"Parece 'un plan del enemigo', pero no es la CIA", dijo entonces Rodríguez, quien precisó que el asunto había pasado ya por las manos de tres ministros de Cultura, sin solución, y se trataba de un problema de falta de "voluntad".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5