Toda Cuba en una esquina

Una policía pide los documentos a un vendedor ambulante de alimentos en una calle de La Habana Vieja. (14ymedio)
Una policía pide los documentos a un vendedor ambulante de alimentos en una calle de La Habana Vieja. (14ymedio)

Pocas veces, como en el caso de esta imagen, coinciden tantas historias de la cotidianidad cubana en unos pocos metros. Un vendedor ambulante de alimentos es sorprendido por una policía que le exige que muestre su licencia de trabajador por cuenta propia. El hombre le explica algo y pide clemencia, a muy corta distancia de una imagen del papa Francisco donde se le llama "mensajero de la misericordia".

Al otro lado de la calle, un hombre mira la escena con un gesto que recuerda más a otro policía, pero vestido de civil, que a un compatriota dispuesto a solidarizarse con el vendedor. El deterioro físico se ve por todas partes y el vacío que ha dejado un edificio al derrumbarse genera una rara luminosidad en esa apretada calle de La Habana Vieja, que para mayor simbolismo se llama "Cuba".

Una turista pasa de largo, mirando al suelo, quizás para evitar caer en uno de los tantos huecos que exhibe la zona. No se da cuenta de que al joven están a punto de confiscarle su mercancía, ni de la tensión que se vive en esa esquina. Para ella todo es tan exótico y nuevo que apenas repara en el drama que se ha concentrado en unos pocos metros.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24