Trampolín para palomas

Una jaula de palomas con un reposadero, en una calle de La Habana. (14ymedio)
Una jaula de palomas con un reposadero, en una calle de La Habana. (14ymedio)

Un breve paseo por las calles de La Habana basta para ver la pasión que provoca el cuidado de palomas entre jóvenes y adolescentes. Las jaulas y los comederos con granos de chícharos y maíz –como el que se ve en la foto– se encuentran por todas partes. Muchos vecinos de edificios multifamiliares se quejan porque "los muchachos han llenado la azotea de palomares" y las autoridades médicas alertan sobre las enfermedades que puede transmitir la cría intensiva de esta ave.

Buchonas, mensajeras y marroquíes son algunos de los tipos que más abundan, con tonalidades que van desde el gris y el azul hasta el ahumado y el blanco. El robo de palomas también está a la orden del día y uno de estos animales puede convertirse en moneda de cambio en innumerables transacciones. Una paloma bien cuidada y hermosa cuesta hasta tres días de salario.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2