Trump apoya el deshielo con Cuba y critica la Ley de Ajuste Cubano

El candidato republicano Donald Trump. (EFE)
El candidato republicano Donald Trump. (EFE)

El candidato republicano Donald Trump declaró este fin de semana estar en contra de la Ley de Ajuste Cubano y la catalogó de “injusta” en una entrevista con el diario Tampa Bay Times. El magnate cuestionó “¿Cómo podría eso ser algo justo?”, en comparación con la situación que viven muchos migrantes llegados a Estados Unidos.

El periodista Adam C. Smith le preguntó al precandidato presidencial sobre los cubanos que obtienen automáticamente un estatus legal. Trump criticó el hecho de que hay personas que han estado “en el sistema durante años a la espera de emigrar a Estados Unidos” mientras que a los cubanos les basta “cruzar la frontera para recibir un estatus de refugiado”.

La Ley de Ajuste Cubano está vigente desde 1966 y es muy cuestionada en la actualidad por sectores antiinmigrantes y por varios representantes de la comunidad exiliada de la Florida. Se complementa con la política de “pies secos/pies mojados” que existe desde 1995 y garantiza a los cubanos acogerse a una serie de beneficios nada más ingresar a territorio estadounidense.

Las críticas sobre los abusos cometidos por refugiados cubanos al sistema de beneficios para inmigrantes se han escuchado con especial intensidad en los últimos meses. Una tendencia que ha seguido Trump en sus declaraciones, a un mes de las primarias en Florida, programadas para el 15 de marzo.

El político apoyó los gestos de la administración Obama por normalizar las relaciones con la Isla, una postura que lo distancia de sus contendientes cubanoamericanos

El político apoyó los gestos de la administración Obama por normalizar las relaciones con la Isla, una postura que lo distancia de sus contendientes cubanoamericanos, los senadores Ted Cruz y Marco Rubio. No obstante, el magnate inmobiliario no cree que el actual gobierno estadounidense pueda lograr un acuerdo suficientemente válido y permanente con La Habana.

Para el candidato que lidera las encuestas republicanas, nadie quiere “llegar a un acuerdo, y, de repente” estar “en la corte y ser demandado por 30.000 millones de dólares", aseveró, en alusión a posibles reclamaciones del gobierno de Raúl Castro por supuestos daños provocados por el embargo.

El temor a una próxima derogación de la Ley de Ajuste Cubano ha disparado el número de cubanos que emprenden la ruta hacia Estados Unidos y generado una intensa crisis migratoria en Centroamérica. Sin embargo los expertos aseguran que no va a ocurrir ningún cambio a corto plazo en esa legalidad.

Según la política de “pies secos/pies mojados”, Estados Unidos repatria a los cubanos que intercepta en el mar pero tramita la residencia permanente de aquellos que pisan suelo norteamericano. Al tratarse de una política, está en manos del gobierno y del poder ejecutivo decidir sobre su aplicación. Mientras que la derogación de la Ley de Ajuste Cubano no puede llevarse a cabo por decreto presidencial, sino que se requiere la participación del Congreso.

En enero de 2015, durante el comienzo de la ronda de negociaciones migratorias entre ambos países, el subsecretario asistente del Buró para asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee, subrayó que “el Gobierno de Estados Unidos está totalmente comprometido a mantener la Ley de ajuste cubano y la política de pies secos/pies mojados”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24