La UE y Cuba seguirán negociando acuerdo con libertades y economía como retos

(EFE).- La Unión Europea (UE) y Cuba celebrarán el 4 y 5 de marzo en La Habana la tercera ronda de negociaciones para lograr su primer acuerdo bilateral, con los derechos humanos como uno de sus principales retos pero también la apertura económica de la isla.

"No sólo es sensible el tema de los derechos humanos; algunos asuntos económicos también son difíciles. Tratar de lograr un acuerdo entre una economía controlada por el Estado y una economía de mercado, es difícil", resumieron fuentes comunitarias.

Bruselas y La Habana, que abrieron estas negociaciones en abril de 2014 con el capítulo de cooperación como objetivo central, podrían entrar a discutir en profundidad el dedicado a sus relaciones económicas y comerciales en esta tercera ronda, que iba a celebrarse a finales del año pasado pero que fue pospuesta a petición de las autoridades cubanas para "tener más tiempo".

"El acuerdo, tal y como lo contemplamos, tiene tres grandes pilares: diálogo político, cooperación y asuntos comerciales y económicos", señalaron las fuentes.

Los europeos esperan en esta nueva ronda "seguir examinando" la parte de cooperación, "la más sustanciosa" del acuerdo, y que puedan cerrar "temas que dejamos abiertos" en la segunda ronda celebrada en agosto y otros "que no tratamos por no tener suficiente tiempo, especialmente los derechos humanos y la gobernanza".

Pero al mismo tiempo confían en tener "una primera reacción" de Cuba sobre el capítulo de relaciones económicas y comerciales, cuya propuesta remitieron a La Habana "a mediados de otoño", de forma que puedan conocer de primera mano "si lo hemos calibrado al nivel adecuado o si hay que tener más o menos detalles en ese capítulo".

En todo caso, las fuentes comunitarias aseguraron que la UE no tiene la pretensión de que su primer acuerdo con Cuba sea un tratado comercial preferente, sino "simplemente un acuerdo marco" con un apartado económico para describir "cómo hacer negocios", un aspecto que los europeos quieren "reforzar".

"No hay una propuesta de la UE de avanzar hacia ningún tipo de acuerdo comercial preferente con Cuba y tampoco es algo que hayan pedido los cubanos", aclararon.

La UE reconoció que la "promesa, perspectiva de una nueva relación" entre Estados Unidos y Cuba, que continúan sus contactos para normalizar sus vínculos diplomáticos, tendrá "sin duda influencia en nuestro proceso de negociación", aunque "es un poco pronto para decir cómo".

"Les deseamos a los dos lo mejor porque creemos firmemente que un acercamiento EEUU-Cuba es bueno para ellos dos, para el hemisferio occidental y para nosotros", indicaron las fuentes, que aludieron a la "convergencia o no en intereses y expectativas del lado cubano, europeo y estadounidense".

"Hablamos a los cubanos sobre ello y a los estadounidenses para tener mejor entendimiento y darles a ellos un entendimiento mejor de cuáles son nuestras expectativas", subrayaron.

"ha estado claro desde el principio de la negociación que la dimensión de los derechos humanos es importante para la UE"



"Lo que buscamos es un acuerdo marco para diálogo, cooperación e intercambios, incluyendo la gobernanza y los derechos humanos. No estamos negociando medidas específicas en esas áreas", indicaron.

Dijeron que "ha estado claro desde el principio de la negociación que la dimensión de los derechos humanos es importante para la UE", algo que "ha sido reconocido y aceptado por el Gobierno cubano".

Como es tradición en este tipo de acuerdos negociados por la UE, se incluyen cláusulas vinculadas con los derechos humanos y con compromisos como la no proliferación de armas de destrucción masiva, de manera que si hay una vulneración de esos "elementos esenciales" del pacto éste pueda suspenderse unilateralmente, recordaron.

Preguntadas por la sociedad civil, las fuentes señalaron que "no es parte formal de esa negociación, pero como en cualquier otra buscamos entender mejor qué expectativas tiene en Europa y en Cuba".

Por lo que respecta a la restrictiva posición común de 1996 de la UE hacia Cuba, que condiciona su relación a los avances de derechos humanos en la isla, afirmaron que su existencia "no tiene nada que ver" con un eventual levantamiento del embargo estadounidense sobre ese país, sino con "lo que la UE espera ver en Cuba".

"Seguirá en vigor hasta que los Estados miembros decidan, todos juntos, que ya no es relevante", apuntaron las fuentes.

Aún no hay fecha para las próximas rondas de negociación, pero la parte europea confía en que pueda celebrarse otra antes de las vacaciones de verano y que pueda haber una o dos más en la segunda mitad del año.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2