Activista comienza su segunda huelga de hambre en menos de un año

David Bustamante (Foto Nacán)
David Bustamante (Foto Nacán)

El activista de derechos humanos David Bustamante Rodríguez, de 22 años, ha entrado en su segunda huelga de hambre desde que fuera detenido el pasado mayo. Su familia teme por la vida del joven, portador del VIH y quien protagonizó una protesta pacífica en su casa de Santa Clara, en la cual exigió reformas y profirió consignas antigubernamentales.

La agencia de prensa independiente Nacán ha reportado que, desde el 29 de septiembre, Bustamante Rodríguez se encuentra plantado en “huelga de hambre y sed”. Esta sería la segunda protesta de este tipo que emprende el activista en menos de un año. La anterior se extendió durante el mes de junio y su madre, Sandra Rodríguez Gattorno, miembro de las Damas de Blanco, se sumó en aquel momento a su ayuno.

En esa ocasión el activista abandonó la huelga de hambre a partir de las promesas hechas por las autoridades del penal sobre una pronta solución del caso. Sin embargo, Bustamante refiere ahora que fue “engañado” y sus días en prisión se han prolongado sin una respuesta institucional favorable.

El activista y Premio Sajarov del Parlamento Europeo Guillermo Fariñas refirió que, con esta nueva huelga de hambre, el joven exige ser liberado pues se considera inocente de los cargos que se le imputan. Sobre él pesan las acusaciones de desacato y desorden público. Bustamante se encuentra en una cárcel especial para personas con VIH.

Sandra Rodríguez puntualizó que su hijo se encuentra “muy mal de salud” y refirió haber sido informada por el médico de la prisión de su delicado estado físico, al que se le ha sumado una presumible afección cardíaca.

Bustamante Rodríguez está incluido en el listado de presos políticos cubanos redactado por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional. La sociedad civil cubana y otros organismos internacionales han reclamaso su liberación.

La huelga de hambre se ha convertido en un método recurrente de presión al Gobierno por parte de activistas y opositores. Hace apenas unos días el sindicalista Vladimir Morera Bacallao recibía una licencia extrapenal por el deterioro de su estado de salud tras una huelga de hambre de más de cien días.



Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 16