La banca sale en busca de clientes

Colas en las afueras del Banco Metropolitano de la Calle Galiano en La Habana. (14ymedio)
Colas en las afueras del Banco Metropolitano de la Calle Galiano en La Habana. (14ymedio)

Los cuentapropistas que se han acogido a un crédito bancario en Cuba apenas alcanzan el 5% del medio millón de personas que trabajan en el sector privado, según el Banco de Crédito y Comercio (Bandec). La desconfianza y la falta de conocimiento explican esta situación, agrega el banco.

Bandec es la institución que más ha financiado a los trabajadores por cuenta propia. Presta hasta 20.000 pesos exentos de garantía y tiene unos 2.000 financiamientos pactados por el valor de unos 30 millones de pesos al cierre de abril.

Idayvis Pernas, portavoz de Bandec, reconoció a la Agencia de Información Nacional (AIN) que "los nuevos actores económicos continúan reacios al crédito, a involucrarse con los bancos" y que los cuentapropistas prefieren recibir el dinero de familiares o amigos. Uno de los motivos parece ser el sistema de avales, que dificulta el acceso al crédito. Un ejemplo de ello son los vehículos, que han de estar asegurados para poder funcionar como garantía pero cuyo beneficio no tienen los autos anteriores a 1974, que son numerosos en la Isla.

Esta reticencia ha traído como consecuencia ciertas flexibilizaciones en las rígidas exigencias del Decreto Ley 289 del 2011 que regula los prestamos, aunque manteniendo los análisis de factibilidad del negocio. En ese camino se han abierto períodos de gracia para beneficiar a los nuevos cuentapropistas con mínimas tasas de interés, documentación menos engorrosa o exoneración del cobro de la comisión por el análisis del financiamiento. Además, se ha creado la figura del gestor de microcrédito, que visita a potenciales clientes para atraerlos, sin esperar a que se dirijan al banco.

Aunque el discurso institucional proclama la intención de colaborar con la gestión privada de la economía, la "empresa estatal socialista" conserva privilegios como el acceso a un mercado mayorista, las libertades en la contratación de trabajadores y la tolerancia con los impagos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2