“En ocasiones tenemos que trabajar descalzos…” cuenta campesino

Venta de fruta en un mercado. (14ymedio)
Venta de fruta en un mercado. (14ymedio)

Una reunión que estaba pensada para sumar logros se convirtió en una catarata de quejas y demandas. La Asamblea de Balance de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en Cienfuegos fue el escenario donde se escucharon algunos de los impedimentos que enfrenta el campesinado de la región.

La Asamblea se efectuó en la Cooperativa de Producción Agropecuaria Mártires de Barbados, en Rancho Luna, y los funcionarios tuvieron que aplacar los ánimos de los molestos agricultores de la zona. "Vinieron a convencernos de mayor sacrificio, pero la verdad es que ya estoy cansado de esto", explicó un productor de verduras de la región que participó en el encuentro y solicitó el anonimato.

El éxodo de mano de obra hacia otros sectores fue señalado como una de las causas que han provocado un rendimiento agrícola que no alcanza los planes anuales. La cooperativa cuenta actualmente con 108 asociados, pero la fuerza de trabajo se muestra "inestable", según el periódico local 5 de septiembre en su edición digital de este jueves.

"Los muchachos no permanecen con nosotros porque no tenemos viviendas. Y ellos se casan, tienen hijos..., forman una familia. Entonces es lógico que busquen un trabajo capaz de gratificar sus intereses", señaló Mileydis Terencio Ramírez en la reunión de la ANAP.

El medio oficial, sin embargo, solo recoge una parte de las molestias expresadas por los campesinos que concurrieron a la reunión, según contaron varios asistentes a 14ymedio. "Aquí no hay condiciones para trabajar, por eso la gente se va, porque no progresa", asegura Lázaro, quien se dedica a la siembra de frijoles y yuca en la zona de Rancho Luna.

Según la prensa oficial, "cerca del 75% del programa de alimentación en Cuba depende de cuanto puedan producir los campesinos". Sin embargo, la propia cooperativa sureña no ha logrado "satisfacer las necesidades reales de la gente". La Mártires de Barbados se ha propuesto concluir este año con unos 32.000 quintales de productos, muy por debajo de los más de 100.000 quintales de 1988.

Las dificultades con los insumos también influyen negativamente en el trabajo en el campo. Los campesinos se quejan de "los altos precios, la mala calidad", y también de la falta de gestión administrativa para garantizar un suministro estable de productos como el calzado para laborar en la agricultura.

"Ahora nos entraron 20 pares de botas. ¿Qué representa eso para 108 trabajadores? En ocasiones tenemos que trabajar descalzos", apuntó en la reunión Wilfredo Arias Arias.

La nota del oficialista 5 de septiembre no logra escapar al pesimismo al concluir que, "si bien el debate nada resuelve, al menos deja entrever los problemas que aquejan a un sector, el campesinado, a cargo de la alimentación del pueblo".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11