La ceiba del Templete le dice adiós a La Habana

El lugar donde hasta este martes se erigía la mítica ceiba del Templete en La Habana. (14ymedio)
El lugar donde hasta este martes se erigía la mítica ceiba del Templete en La Habana. (14ymedio)

La ceiba más visitada de La Habana ya no está. Estaba enferma y, ayer martes, fue cortada en pedazos y retirada del Templete por una brigada de la empresa constructora Puerto Carenas de la Oficina del Historiador. Los obreros trabajaron durante las horas de la mañana y se auxiliaron con una grúa que les permitió trasladar los trozos más grandes del árbol.

Los vecinos miraban curiosos la extracción de este símbolo habanero, un árbol con profundas connotaciones en los cultos sincréticos de origen africano practicados en Cuba. Los rezos y malos augurios no faltaron entre quienes miraban la tala del árbol. Entre otras cosa, porque esta ceiba, enclavada en el sitio de fundación de la ciudad, se mezclaba en el imaginario popular con la suerte y la prosperidad de la capital cubana.

Desde hace más de cinco décadas, el árbol removido ayer había sido el centro de las súplicas de muchos, que daban tres vueltas completas alrededor de su tronco en el aniversario de la fundación de la ciudad, el 16 de noviembre. La tradición decía que la ronda debía hacerse en silencio y tocando la madera para luego dejar caer una moneda en sus raíces y pedir al final tres deseos.

Sin embargo desde hace bastante tiempo ya la ceiba mostraba signos de enfermedad a causa del comején. Comenzó a perder follaje desde hace meses y sus ramas se veían secas. El tono grisáceo de su tronco también anunciaba el final de un árbol que por naturaleza puede tener una vida mucho más prolongada.

Los rezos y malos augurios no faltaron entre quienes miraban la tala del árbol

La ceiba originaria fue removida por decisión del que fuera capitán general de Cuba entre 1819 y 1821, Juan Manuel Cagigal y Martínez. Las otras que vinieron después tampoco parecen haberse extinguido por muerte natural. Teorías diversas sobre el salitre de la zona envuelven algunas de las hipótesis de una vida tan breve.

A pocos pasos de la Plaza de Armas, la ceiba recién removida era visitada cada día por cientos de turistas y transeúntes que en la mañana de ayer no salían de su asombro por la remoción del imponente árbol. El periódico oficial Granma publicó este miércoles una escueta nota sobre el hecho, pero previamente no informó sobre su enfermedad ni el lento fenecer de la planta.

Cuenta la señora que trabaja de custodio en el Templete que ayer todos los que pasaban por el lugar querían llevarse un pedazo de la ceiba a casa. Agrega que fue "un acontecimiento" con "una concentración de personas filmando y haciendo fotos". La mujer agrega que el árbol que se sembrará en el lugar ya está "en cuarentena".

Algunos curiosos aseguran que el reemplazo debe llegar en breve tiempo pues no conciben al Templete "sin su ceiba".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 41