Una ciudadela con 16 viviendas se hunde lentamente

La desidia de los burócratas pone en riesgo a un edificio del siglo XIX en la calle Heredia

Vivienda multifamiliar. (Yosmany Mayeta Labrada)
La vivienda multifamiliar de la calle Heredia. (Yosmany Mayeta Labrada)

Un edificio con 16 viviendas, en la céntrica calle Heredia y a pocos metros del casco histórico de Santiago de Cuba, amenaza con derrumbarse ante la lentitud de los burócratas y el temor de sus inquilinos. Esta ciudadela, erigida en 1832, ha vivido los embates del tiempo, la sobrepoblación y la falta de mantenimiento.

Según Gloria Serra, que vive ahí, el edificio era inicialmente una posada dirigida por unos emprendedores chinos, pero en los años cincuenta se fue convirtiendo en un inquilinato. Los vecinos de la zona lo han apodado Titanic a raíz del deterioro de las paredes y del techo, además del proceso de hundimiento de sus cimientos y columnas.

La antigüedad no parece ser la única responsable del estado actual del edificio, pues a escasos metros de allí permanecen otros inmuebles de mayor edad que tienen mejor aspecto.

Durante más de medio siglo el remozamiento del lugar quedó bajo la responsabilidad de los inquilinos, que carecen de recursos para acometerlo. María Esther Gómez, residente de uno de los apartamentos, está alarmada. Su hija acaba de tener un bebé y no se ha atrevido a regresar a la casa por las pésimas condiciones estructurales. "Me he quejado en todas las instancias del Gobierno, pero parece que los funcionarios se ríen de nuestras condiciones de vida", lamenta.

Otra vecina asegura que la vivienda "ha sufrido catástrofes, pero la mayor de todas es la desatención gubernamental, que más daño ha hecho". Las grietas en la fachada alternan con el pésimo estado de todo el sistema hidráulico y albañal que provoca continuos vertidos hacia el interior de las viviendas y hacia la calle.

Según los vecinos, el estado de la ciudadela también es responsable de varios problemas de salud

Flavia López, otra de las residentes del inmueble, no esconde que está preocupada por la cantidad de niños, ancianos y personas enfermas que viven allí. "No saben qué hacer ni adónde ir, y en cada casa viven más de cinco personas".

Según los vecinos, el estado de la ciudadela también es responsable de varios problemas de salud. El mal drenaje de los baños ha convirtido el lugar en un foco de contagio de dengue y cólera hace algunos meses. Guillermo Almeida, que vive en el edificio, atribuye los problemas diarreicos que ha padecido su familia al mal estado de las cañerías y al hecho de que el inmueble sólo cuenta con dos letrinas.

Nery Machado, delegada de la circunscripción, rechazó ser entrevistada por este diario para hablar de este asunto, pero aseguró que ya se ha comunicado "a todas las instancias".

Mientras el centro de la ciudad de Santiago de Cuba está siendo remodelado para la celebración del quinto centenario de su fundación, las obras no han llegado aún al Titanic.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 15