Concluso para sentencia el juicio contra Miguel Ginarte

En la tarde de ayer viernes, el presidente del Tribunal de Diez de Octubre declaró concluso para sentencia el juicio contra Miguel Ginarte y otros cinco acusados. Luego de dos días de sesión, la vista llegó a su fin después que la defensa hubiera presentado sus alegatos finales.

Los acusados solicitaron que la decisión final del Tribunal, sin fecha definida, sea notificada a los abogados defensores.

La fiscalía mantuvo las acusaciones de falsificación, desvío de recursos, malversación y mal manejo de los fondos asignados. En todos los casos, solicitó la aplicación de la pena máxima, que podría contemplar varios meses de cárcel –posiblemente más de un año– y elevadas multas.

“Faltan evidencias” fue una de las frase muy repetida a lo largo de la tarde

La defensa rebatió la mayor parte de las acusaciones. “Faltan evidencias” fue una de las frase más repetida a lo largo de la jornada. En el caso concreto de Miguel Ginarte, su abogado fue categórico y exigió la absolución total.

Para los demás implicados  –dos hombres y tres mujeres, de diferentes edades–, se solicitó a los jueces tener ciertas “consideraciones” a la hora de dictar el fallo. Se alegó para ello la ausencia de antecedentes penales, su trayectoria laboral ejemplar, e inclusive la “pertenencia al partido comunista” o haber estado siempre “de acuerdo con la política del país”. Al menos dos de ellos ya han cumplido o están cumpliendo prisión preventiva en la penitenciaría de 100 y Aldabó.

Los imputados se defendieron alegando que habían actuado de buena fe en hechos que, sin embargo, los llevaron a la cárcel

Varios de los acusados han trabajado durante años con Ginarte en la Finca de Cubanacán, lugar donde estos habrían desviado presuntamente cientos de miles de pesos en recursos. Pero según trascendió durante el juicio, muchas de las “irregularidades” que han desembocado en este escándalo y atañen al Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) se vienen cometiendo desde hace años, sin que ningún funcionario superior de esa entidad haya reparado en ello. Los imputados se defendieron alegando que habían actuado de buena fe en hechos que, sin embargo, los llevaron a la cárcel.

Por esa razón, antes de concluir la vista el presidente del tribunal preguntó a los acusados si tenían algo más que declarar, uno de ellos fue hasta el micrófono y dijo estar “muy preocupado” por cómo había sido posible tanto descontrol sin que “alguien” en el ICRT lo supiera. Entre la mayor parte del público presente, donde se encontraban varias figuras reconocidas de la televisión nacional, hubo gestos aprobatorios y murmullos apoyando la acusación que contenían aquellas palabras finales.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8