Los jóvenes esperan que el congreso del PCC demuestre que Cuba no está estancada

Dos jóvenes conversan en la Oficina Nacional Tributaria (ONAT) de la calle 17 en La Habana.
Dos jóvenes conversan en la Oficina Nacional Tributaria (ONAT) de la calle 17 en La Habana.

(EFE).- Divididos entre la indiferencia y la expectativa de que el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC, único) traiga cambios sustanciales para el futuro del país, los jóvenes cubanos esperan que este cónclave demuestre que la isla evoluciona y no está estancada en el tiempo.

A la cita de los comunistas cubanos, que se celebra desde hoy hasta el martes 19 en La Habana, solo asistirán 55 delegados menores de 35 años, una muestra poco representativa de la nueva generación, que por lo general se muestra escéptica, aunque reconoce que espera que en la reunión se aprueben "medidas en beneficio de los cubanos".

Este es el caso de Camilo, un profesor universitario de 34 años, quien aseguró a Efe que cree que "debe salir algo importante" del congreso del PCC, "algo que demuestre que Cuba sigue adelante y no está estancada", aunque en su caso "la esperanza viene mezclada con ciertas dosis de pesimismo".

Para este profesional habanero también es "urgente" que se defina en el cónclave "como quedará la dirección del país y cómo se producirá ese relevo", un proceso que espera que no sea "superficial" y que en cambio lleve "en serio a una renovación" de la ya envejecida cúpula del gobernante partido.

Yunior, un trabajador "por cuenta propia" de 30 años que dejó su trabajo como ingeniero y abrió una pequeña "paladar" o restaurante privado en la provincia de Camagüey (centro oriente), confiesa que tiene la "esperanza" de que "sí habrá cambios" tras la celebración del congreso, aunque sus "expectativas no son altas".

"Habrá que esperar para ver" insiste este emprendedor, que tras las reformas económicas aprobadas en el pasado cónclave del PCC y el aliento al emergente sector privado cubano, siente que "se puede hablar de un futuro en Cuba para los jóvenes", por lo que espera que se tomen medidas que continúen apoyando este desarrollo.

"Todos tenemos fe en que las cosas van a mejorar, aunque no te lo puedo asegurar en un cien por ciento, eso esperamos", comenta por su parte Yoendris

"Todos tenemos fe en que las cosas van a mejorar, aunque no te lo puedo asegurar en un cien por ciento, eso esperamos", comenta por su parte Yoendris, mientras se toma un descanso en el "bicitaxi" con el que suele mover turistas por La Habana Vieja.

Para este "luchador de la calle", no está "tan mal" que la mayoría de los delegados al cónclave sean mayores de 35 años, porque "se supone que la mayoría que está en el Partido es gente con mucha experiencia", que luego podrán "guiar a los jóvenes", aunque reconoce que "la juventud viene subiendo" y necesita su espacio.

Carlos, un médico cubano que cumple una "misión internacionalista" en Brasil, argumenta que tiene "expectativas que con este congreso se avance más, porque ya los tiempos han cambiado, y los cubanos necesitan una luz al final del túnel".

Según el bloguero Harold Cárdenas este será un momento para incluir a la nueva generación de cubanos, que prefieren sentirse "protagonistas activos en vez de herederos pasivos", asegura este escritor, fundador de "La Joven Cuba", autodenominado "blog de jóvenes universitarios que opinan sobre la realidad cubana".

A este joven intelectual cubano todavía le es "difícil opinar sobre un Congreso del que todavía no hemos visto su clímax", pero asegura que le parece importante "una proyección hacia las jóvenes generaciones que no sea paternalista, que oxigene y tenga capacidad de transformar las organizaciones juveniles".

"La generación de mis abuelos supo y pudo construir un legado, la de mis padres se vio atrapada en la Guerra Fría y las circunstancias, y la nuestra, se mantiene en buena parte al margen por la incapacidad de construir algo propio, de tomar las riendas ahora mismo y hacer algo de lo que pueda estar orgullosa", advierte.

Cárdenas cree que "sería un legado importante de este Congreso, empoderar a su juventud sin el trauma paralizante de la experiencia soviética, sino buscando continuidades generacionales" y advirtió que de no hacer "este traspaso natural" habrá "rupturas futuras".

El bloguero llamó la atención sobre lo poco "participativo" del proceso previo al Congreso en la base de la militancia, con la que no se compartieron los documentos a debatir en el cónclave.

Este "secretismo" ha provocado malestar dentro de las filas del Partido, según confirmó a Efe un joven militante que prefirió guardar anonimato, y quien aseguró que la decisión de no "socializar" los temas a discutir, "lejos de dar una imagen de unanimidad, solo da imagen de cañona (imposición), o peor, de paripé (simulación)".

El VII Congreso del PCC será inaugurado hoy con una sesión plenaria y concluirá el martes 19, que se dará a conocer un informe final y el nuevo Comité Central, así como los miembros del Buró Político y el primer y segundo secretario de la organización.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5