Los emprendedores cubanos, a la espera de un ‘punto de inflexión’ en internet

Jóvenes utilizan sus teléfonos celulares para conectarse a la red wifi en La Habana. (14ymedio)
Jóvenes utilizan sus teléfonos celulares para conectarse a la red wifi en La Habana. (14ymedio)

(EFE).- Crear una empresa y conectarse a internet son retos cada vez más accesibles en Cuba, donde una activa comunidad de emprendedores tecnológicos tiene las expectativas puestas en un “punto de inflexión” que amplíe definitivamente la conectividad de la Isla.

“En el escenario tecnológico en Cuba estamos en un ‘breakpoint'” (punto de inflexión), indicó en Nueva York el emprendedor Bernardo Romero, quien viajó al evento especializado en “startups” TechCrunch Disrupt acompañado de una decena de compatriotas para presentar sus negocios.

Romero señaló que en los últimos cinco años ha creado en Cuba tres empresas capaces de operar con baja conectividad y herramientas offline, la última de ellas Cubazon, una plataforma de venta de productos autóctonos enfocada a la diáspora que quiere hacer envíos a su familia en la Isla.

No obstante, utilizando el wifi de un parque cercano a su oficina -a 1,5 dólares la hora, apuntó- y con la llegada de planes de datos móviles “a la vuelta de la esquina”, Romero aseguró que empresas como la suya no van a apostar “por hacer una cosa offline cuando en cualquier momento el escenario será online”.

De forma similar opinó Luilver Garcés, director general del negocio de mensajería digital Knales, para quien la “apertura en las telecomunicaciones será buena para todos”, incluso si significa que a los emprendedores se les va a “exigir más” entre la competencia que llegará.

Romero aseguró que empresas como la suya no van a apostar “por hacer una cosa offline cuando en cualquier momento el escenario será online”

“Hacemos un llamado para que nos sigan enseñando cómo funciona el mundo, porque a ese lugar donde está ahora, Cuba irá en algún momento”, convino Garcés.

Su colega y cofundadora, Diana Benítez, explicó que casi cuatro años atrás, cuando crearon la empresa, no había internet y todavía existe “inestabilidad” en cuanto a su suministro, lo que provoca una “escasez de información” respecto al mundo que se encargan de mitigar a través del envío de SMS.

“Pero el 19 de febrero bloquearon la entrada a Cuba de SMS desde terminales fuera de la isla y nos dejaron sin negocio. La solución: el correo electrónico y otros recursos como VOIP o ‘mailchimp' para campañas”, relató la emprendedora sobre los obstáculos en su “misión de informar”.

Benítez dijo con orgullo que Knales “está donde está gracias al empuje de una mujer” en un sector, el tecnológico, que reúne a unos 30,000 profesionales en la Isla y que cada año suma unos 4,000 nuevos graduados universitarios en programación o software.

Benítez dijo con orgullo que Knales “está donde está gracias al empuje de una mujer” en un sector, el tecnológico, que reúne a unos 30,000 profesionales en la Isla y que cada año suma unos 4,000 nuevos graduados universitarios en programación o software

“Tenemos mucho talento en Cuba”, coincidió Rafael Martínez, creador de Conwiro, una empresa especializada en “hacer videojuegos que transmitan la importancia de cuidar la diversidad cultural” y que planea lanzar su primer producto en medio año.

Precisamente, el desarrollo del talento emprendedor en el país insular es un proyecto en sí mismo para organizaciones como la Fundación Cuba Emprende, que desde 2012 ha formado a unos 3,000 cubanos en habilidades de gestión y que les ofrece incubadoras y aceleradoras para apoyar sus negocios.

Su presidente, John McIntire, destacó que aunque los alumnos profesionales de la tecnología son una pequeña parte del total, forman parte de un sector “interesante” en Cuba porque pueden ejercer legalmente servicios privados como programadores de computación.

Muchos de ellos, relató, trabajan como autónomos para compañías estadounidenses o latinoamericanas, que aprecian la calidad de su servicio a un “bajo costo”.

“Están ganando un buen sueldo en el contexto cubano, pero es una tercera parte de lo que se cobraría en Argentina o Colombia”, matizó.

También los hay que “han salido por falta de oportunidad”, comentó, pero los cambios anunciados en la infraestructura de telecomunicaciones este año por el Gobierno cubano, como la llegada de datos a los móviles o de ADSL a los hogares, pintan una perspectiva excitante para los que permanecen.

“Será caro y no será accesible para todo el mundo, pero el escenario cambia. Un día nos vamos a despertar y el periódico lo va a decir”, vaticinó Bernardo Romero.

“La tendencia en Cuba es que va a aumentar la conectividad entre las personas, y es un factor que trabajadores de tecnología debemos aprovechar”, agregó Rafael Martínez.

“Si ahora hacemos las cosas offline con miles de trabajos, imagina lo que podemos hacer cuando tengamos internet: nos abriremos al mundo desde Cuba, con nuestros productos y valor”, aplaudió Martínez.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3