Una familia pierde todas sus pertenencias por un incendio en La Habana Vieja

Incendio La Habana Vieja. (14ymedio)
La familia se aloja temporalmente en la cercana Casa del Pedagogo. (14ymedio)

Un voraz incendio redujo a cenizas este miércoles todas las pertenencias de una familia en la calle Mercaderes 263, en La Habana Vieja. El siniestro no causó ninguna víctima mortal. La familia se aloja temporalmente en la cercana Casa del Pedagogo, aunque insiste en que no aceptará pasar a residir en un albergue.

El fuego se desató alrededor del mediodía, cuando la casa, en la que conviven dos mujeres y una niña de cuatro años, se encontraba vacía. Una de sus residentes, Francis Marais Acosta Ramírez, de 21 años, había ido al mercado en el momento en que comenzaron las llamas. "No tengo fuerzas ni para hablar", comentó este jueves a 14ymedio entre lágrimas. "Tantos años de esfuerzos y sacrificios convertidos en cenizas, aún no puedo creerlo", exclamó mientras mostraba todas sus propiedades transformadas en un montículo gris a las afueras del edificio.

"Hemos perdido todos los equipos electrodomésticos y hasta el dinero ahorrado para comprar un aire acondicionado que estaba guardado junto a la ropa", se queja Acosta Ramírez, quien ha recibido las condolencias y solidaridad de los vecinos más cercanos.

"Los bomberos no tardaron en llegar", cuenta una vecina mientras saca el agua que había entrado a su vivienda durante las maniobras para apagar el fuego.

"Tantos años de esfuerzos y sacrificios convertidos en cenizas, aún no puedo creerlo", exclamó una de las afectadas

Las imágenes de las llamas que salían desde las ventanas del tercer piso del edificio La Cruz Verde se difundieron rápidamente por las redes sociales. La ubicación del inmueble en una de las calles más transitadas del casco histórico habanero facilitó la grabación y posterior difusión del siniestro.

Las ocho viviendas del tercer piso también fueron afectadas, así como los apartamentos de la planta inferior.

En la mañana de este jueves varios trabajadores sociales de la Dirección Municipal de Trabajo y Seguridad Social acudieron al edificio para cuantificar los daños. Odalis Martínez, trabajadora social, explicó que su tarea consistía en evaluar la situación y entregar un resumen a los directivos del Consejo de la Administración Municipal (CAM) del Poder Popular. "Ellos serán los que den una respuesta", precisó la joven, quien aclara que los trabajadores sociales son solo "mediadores entre el Gobierno y el pueblo, nada más".

José Luis García, vecino afectado por el siniestro, aseguró que los daños ocasionados por el calor, los vapores y el humo se extendieron por todas las viviendas. "No me encontraba aquí cuando ocurrió, pero por la ventana del baño entró una ola de calor que me derritió la batidora y afectó otros equipos de la casa".

El fuego se desató alrededor del mediodía, cuando la casa, en la que conviven dos mujeres y una niña de cuatro años, se encontraba vacía. (14ymedio)
El fuego se desató alrededor del mediodía, cuando la casa, en la que conviven dos mujeres y una niña de cuatro años, se encontraba vacía. (14ymedio)

"La puerta se cayó y desde ayer estamos sin electricidad, sin agua y gas, porque todas estas instalaciones se destruyeron", insiste el vecino. En caso de que los daños no sean solucionados con prontitud, los vecinos planean dirigirse a las instancias gubernamentales para exigir una respuesta.

Otra vecina que prefirió el anonimato señaló que la red eléctrica del edificio estaba en pésimas condiciones. "Desde hace años venimos sufriendo por las malas condiciones de los cables, pero hemos tenido que arreglar nosotros mismos las averías y aún así los problemas persisten".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23