Ni ‘fórmulas de privatización’ ni otros partidos políticos, advierte Raúl Castro

El primer secretario del Partido Comunista justificó la lentitud en la implementación de los lineamientos aprobados en el anterior Congreso, de los cuales solo ha logrado cumplirse el 21%

Raúl Castro durante la lectura del informe central al VII Congreso del Partido Comunista. (Internet)
Raúl Castro durante la lectura del informe central al VII Congreso del Partido Comunista. (Internet)

En una sala donde resaltaban las imágenes de Carlos Baliño, Julio Antonio Mella y Fidel Castro, se inauguró este sábado el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba. José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del PCC, pronunció las palabras inaugurales en el Palacio de las Convenciones. De los 1.000 delegados electos, cinco no participan en la magna cita, entre ellos el expresidente cubano.

A pocos minutos de comenzado el evento, se produjo la primera votación unánime para aprobar el orden del día. Raúl Castro dio lectura, durante poco más de dos horas, al informe central, vestido de civil.

El mandatario cubano advirtió que la Isla nunca seguirá “fórmulas de privatización” ni aplicará “terapias de choque” durante el llamado proceso de actualización del modelo económico. “Cuba jamás puede permitirse la aplicación de las llamadas terapias de choque, frecuentemente aplicadas en detrimento de las clases más humildes de la sociedad”, afirmó.

Raúl Castro: “Si lograran fragmentarnos sería el comienzo del fin de la patria, la Revolución y el socialismo”.

El gobernante reiteró que en los próximos años se llevará a cabo una reforma constitucional para agregarle a la carta magna las transformaciones del plan de “actualización” socialista, pero sin alterar el “carácter irrevocable” del sistema político y social.

En alusión al artículo 5 de la Constitución cubana en el que se consagra al Partido Comunista como la fuerza dirigente superior de la sociedad, Castro afirmó que “tenemos un partido único y a mucha honra”. El primer secretario del PCC aseguró que “por ello no es casual que se nos ataque y se nos exija, para debilitarnos, que nos dividamos en varios partidos en nombre de la democracia burguesa”.

Sin embargo, para quienes especulaban que la cita partidista podría ser el escenario en el que se anunciara la legalización de otras fuerzas políticas, Castro enfatizó que “si lograran fragmentarnos sería el comienzo del fin de la patria, la Revolución y el socialismo”.

El presidente propuso que se establezcan los “60 años como edad máxima para entrar en el Comité Central del Partido”, apuntó  también que “hasta 70 años” sería el momento para ocupar altos cargos partidistas.

En el informe se detalló que existen en el país 670. 344 militantes del PCC. La disminución de la militancia, fue atribuida por Raúl Castro a razones demográficas, una política restrictiva de crecimiento en la organización desde el 2004 y las deficiencias en el trabajo de captación y retención de los militantes.

Para justificar el secretismo y la falta de consulta que han rodeado a los documentos que se discutirán durante las sesiones del Congreso, Castro comentó que a diferencia del congreso anterior cuando se consultaron con el pueblo los lineamientos, en esta ocasión no se realizó una consulta popular, porque "era una confirmación y continuidad” de la línea acordada hace cinco años.

En cuanto al "plato fuerte" anunciado como plan de desarrollo nacional hasta el 2030 y que es "fruto de un trabajo de hace cuatro años", "no pudo ser terminado"

El "plato fuerte", anunciado como  plan de desarrollo nacional hasta el 2030, "fruto de un trabajo de hace cuatro años",  "no pudo ser terminado", según aclaró el mandatario y se seguirá "trabajando en su redacción" a terminarse en 2017. 

De igual forma, tampoco será discutida la llamada "conceptualización del modelo" para la cual se hará un posterior debate con la participación de la militancia del Partido, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y las organizaciones de masa, para que luego el Comité Central apruebe la versión definitiva.

La lentitud en la implementación de los lineamientos aprobados en el anterior Congreso, de los cuales solo han logrado cumplirse el 21%, también encontraron una justificación en las palabras de Castro quien advirtió que se sabía de antemano que el proceso "no sería fácil". "El obstaculo principal ha sido el lastre de una mentalidad obsoleta que conforma una inercia y falta de confianza en el futuro", dijo.

Número de militantes del PCC en cada congreso
Número de militantes del PCC en cada congreso

La “empresa estatal socialista se encuentra en una situación desventajosa en comparación con el sector no estatal”, aseguró Castro. La distorsión que trae aparejada la dualidad monetaria  junto al discreto desempeño de la economía son las causas que “no han permitido aplicar lo acordado sobre las gratuidades indebidas y subsidios porque no se ha podido generalizar el incremento del salario”.

Castro anunció un programa de “mejoramiento del sistema de educación” y que se reorganizará el sistema de salud pública para “incrementar su calidad y hacerlo eficiente y sostenible”.

Los llamados a "más disciplina y exigencia" también se escucharon durante la lectura del informe, porque "hay que tener los oidos y los pies bien puestos en la tierra", detalló el primer secretario del PCC.

El jarro de agua fría también llegó para quienes esperaban anuncios sobre una pronta reunificación monetaria.  La actualización "monetaria y cambiaria es un asunto en que no se ha dejado de trabajar y cuya solución no quedará para las calendas griegas”, explicó Castro. Comentó que ese reordenamiento eliminará “los efectos nocivos del igualitarismo” para que “el nivel de vida se corresponda con el ingreso salarial”. También ratificó la decisión de garantizar “los depósitos bancarios en divisas internacionales en CUC y CUP, así como el efectivo en poder de la población”.

"No somos ingenuos ni ignoramos las aspiraciones de poderosas fuerzas externas que apuestan a lo que llaman el empoderamiento de las formas no estatales de gestión con el fin de generar agentes de cambio para acabar con la Revolución por otras vías”, agregó Castro, quien, no obstante, aclaró que se requiere dejar atrás "prejuicios” respecto a la inversión extranjera y avanzar en nuevos negocios. 

Al lineamiento 3, que precisa de manera contundente que en las formas de producción no estatales no se permitirá la concentración de la propiedad, ahora se le adicionará que tampoco podrá concentrarse la riqueza.

Sin embargo, Castro explicó que se amplia el concepto de propiedad privada sobre los medios de producción a pequeñas empresas, aunque insistió en que deben estar en manos del pueblo los medios fundamentales de producción. "La cooperativa, la mediana o pequeña empresa no son antisociales, ni contrarrevolucionarias", apostilló.

Para concluir el General  deseó que de este Congreso “emanen las direcciones principales de nuestro trabajo”.

El lunes todos los participantes se reunirán en plenaria y se someterá a votación la candidatura del Comité Central del Par­tido

Desde la tarde de este sábado los delegados al Congreso trabajarán en cuatro comisiones, que sesionarán también durante el domingo en el Palacio de las Convenciones de La Habana. Se someterán al congreso 268 lineamientos de los aprobados en la cita anterior, 31 originales, 193 que se modificaron y 44 que se han agregado.

El lunes todos los participantes se reunirán en plenaria y se someterá a votación la candidatura del Comité Central del Par­tido. Ese día se darán a conocer también los miembros del Buró Político, el Primer y Se­gundo Secretario del Partido.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 130