El hábito de fumar no retrocede, pese a campañas antitabaco

Fumador (CC)
Fumador (CC)

Los cubanos no sólo fuman más, sino que además cada vez empiezan a una edad más temprana. Así lo ha confirmado una investigación sobre los peligros del hábito de fumar dada a conocer este sábado a través del periódico Juventud Rebelde. El rotativo corroboró el alarmante índice de 36 muertes diarias atribuibles al tabaquismo.

A pesar de que fue eliminado  el cigarro del mercado racionado hace cuatro años y de los constantes anuncios televisivos para terminar con tan dañino hábito, el consumo parece ir en aumento.

Según un estudio del año 2012, que refiere el diario, las alarmas se disparan entre los más jóvenes. El 24 por ciento de los cubanos entre 15 años y más, fuma activamente y más del 50 por ciento está expuesto al humo del tabaco en su hogar, centro de trabajo o lugares públicos.

Al indagar entre estos jóvenes fumadores, se supo que el 16 por ciento de ellos fuma en sus propias casas, el 22,8  lo hace en centros sociales y el 38 en lugares públicos, mientras que el 9,1 en la escuela y el 13,7 en casa de sus amigos.

En los últimos meses se produjo además un notable déficit de cigarros en el mercado interno a pesar de que los planes de producción se habían cumplido, lo cual apunta a un aumento en la demanda.

Evidentemente las campañas antitabaquismo y las prohibiciones de vender cigarro a los menores de 18 años o de fumar en centros de educación y de salud no han surtido el efecto esperado.

La situación se vuelve más inquietante al saber que el 15 por ciento de las muertes ocurridas en el país son imputables al tabaquismo que, según las investigaciones, provoca cada año el fallecimiento de 13.300 personas en todo la isla.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1