Expulsan de la Universidad a estudiante de Periodismo por "motivos políticos"

la estudiante de Periodismo de 18 años, Karla Pérez González, fue expulsada este jueves de la Universidad Marta Abreu de Santa Clara por "motivos políticos". (Cortesía)
La estudiante de Periodismo de 18 años, Karla Pérez González, fue expulsada este miércoles de la Universidad Marta Abreu de Santa Clara por "motivos políticos". (Cortesía)

A Karla Pérez González no la convocaron para la reunión donde se decidió su futuro. La estudiante de primer año de Periodismo recibió este miércoles una llamada telefónica para notificarle su expulsión de la Universidad Marta Abreu de Santa Clara. ¿Su delito? Tener contactos con el Movimiento Somos+ y publicar en sitios digitales críticos con el Gobierno, según confirmó la joven a 14ymedio.

El pasado 15 de marzo, Pérez González fue excluida de una asamblea estudiantil donde se proyectó un video para desacreditar al grupo independiente liderado por el activista Eliécer Ávila. "Solo me enteré varios días después porque advirtieron a mis compañeros de que no me comentaran nada", declara.

El 10 de abril la situación empeoró cuando se reunieron los militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) de la Facultad para presentar "las evidencias" en su contra, explica. "Los miembros y líderes de la organización advirtieron que quienes estuvieran de mi lado serían analizados. No fui invitada tampoco a participar".

El martes, la cienfueguera de 18 años fue citada junto a sus padres en la Facultad de Humanidades. "Llegué a las 8:30 de la mañana y el grupo de decisores lo formaban 14 estudiantes de primer año, 4 profesores de la carrera y 6 miembros de la dirección de diferentes organizaciones, además de la decana Osneidy León Bermúdez", detalla.

El jefe de la brigada de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) del aula, Ney Cruz, propuso la expulsión de González de la Universidad

El jefe de la brigada de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) del aula, Ney Cruz, propuso la expulsión de González de la Universidad. "Fueron tres horas de maltrato psicológico y expusieron elementos falsos, que iban desde que estaba haciendo captaciones en la escuela hasta que pertenecía a la directiva de Somos+".

"Se me acusó también de manipular a mis amigos y tener una estrategia desde el inicio del curso para subvertir a los jóvenes, según orientaciones del Movimiento Somos+". La estudiante también fue cuestionada por sus relaciones con sitios digitales críticos con el Gobierno.

El primer secretario de la UJC, Hermes Germán Aguilera Pérez, sobresalió entre "los más violentos", recuerda Pérez González. "Empleó frases destinadas a influenciar el voto" de los alumnos. Dijo a los estudiantes que estaban ante la oportunidad de demostrar que eran revolucionarios porque ese momento era "su Moncada, su Sierra Maestra, su Girón" y "ella es del enemigo", espetó durante la reunión.

Ocho estudiantes votaron por la expulsión de Pérez González, mientras que seis apoyaron que la estudiante siguiera en la Facultad. "Eran esas personas que realmente conocían mi historia y me defendieron a capa y espada durante ese infierno", asegura.

Más tarde Pérez González se presentó ante una Comisión Disciplinaria que indagó sobre sus "proyecciones, acciones, membresía en organizaciones y páginas en las que publicaba". A la joven, incluso, se le preguntó "cuánto pagaba por una casa de alquiler en Santa Clara".

"Fue una reunión muy cordial y respetuosa [en comparación con] la cadena de atropellos a los que había sido sometida", recuerda Karla.

González denuncia las motivaciones políticas y no académicas por su expulsión, pues culminó el pasado semestre con el máximo de puntuación en todas las asignaturas menos en informática y obtuvo también un certificado de inglés que la eximía de asistir a esas clases durante toda la carrera.

La joven no tiene planeado hacer una reclamación a través de los mecanismos universitarios, sino "escribir una carta al Ministro de Educación y denunciar lo ocurrido ante entidades que velan por los Derechos Humanos", confirma a 14ymedio.

La expulsión de Karla Pérez González se suma a una serie de acciones represivas contra el Movimiento Somos+ en los últimos días

La expulsión de Karla Pérez González se suma a una serie de acciones represivas contra el Movimiento Somos+ en los últimos días. El pasado jueves la Aduana General de la República confiscó la computadora portátil de Eliécer Ávila, lo que provocó una protesta de varios miembros de la organización en la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí.

Ávila fue arrestado el sábado y la policía realizó un registro en su vivienda donde incautó "cientos de cosas desde lapiceros, ropas, tarjetas de presentación, libros, cargadores de teléfonos, cables, espejos, todo lo que se encontraron", denunció el líder de Somos+ a 14ymedio. Tras el allanamiento, está siendo procesado por los delitos de actividad económica ilícita y receptación.

Esta misma semana fue expulsada de la Universidad Marta Abreu la filóloga Dalila Rodríguez González, quien trabajó como profesora durante más de diez años en ese centro. La académica declaró a la prensa independiente que su salida se debió a que las autoridades universitarias la consideran "una mala influencia para los estudiantes", además de por las relaciones que las fuerzas de seguridad establecen entre ella y su padre, Leonardo Rodríguez Alonso, defensor de los derechos humanos y opositor al Gobierno.

Rodríguez González denunció también que ha sido acosada por la Seguridad del Estado en los últimos meses y aclaró que no pertenece a ningún grupo opositor y que tampoco participa en actividades organizadas por activistas o disidentes.

El pasado mes de febrero un joven estudiante de 24 años, David Mauri Cardoso, no pudo ingresar en la facultad de Derecho de la Universidad Provincial Carlos Rafael Rodríguez, en Cienfuegos, por expresar ideas "contra el proceso revolucionario" en un examen de español.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 90