Médico hace pública una dura carta dirigida a Raúl Castro

Jeovany Jiménez (Foto de archivo)
Jeovany Jiménez (Foto de archivo)

Hace dos años estaba en una huelga de hambre para que le devolvieran su derecho a ejercer la medicina y ahora ha publicado una dura carta dirigida a Raúl Castro. Jeovany Jiménez trabaja como doctor en la provincia de Artemisa y ha aprendido que callarse nunca es el camino para recuperar los derechos. Esa actitud lo llevó a abrir en 2010 un blog donde denunciaba su inhabilitación como galeno, por el simple hecho de reclamar una mejora salarial para el sector.

Ahora, Jiménez ha colgado en Internet una misiva en la que reprocha al General Presidente la implementación de las nuevas normas aduaneras que restringen las importaciones no comerciales. El galeno asegura en su texto que “el gobierno cubano y el partido que lo dirige, sin dudas pagarán un elevadísimo costo político por la imposición de estas desafortunadas medidas”.

Jiménez apunta como orígenes de la existencia de un extendido mercado ilegal al “generalizado descontrol de la economía interna, fuente real del masivo desvío de productos y del constante desabastecimiento que esto genera y perpetúa”. El desabastecimiento y la mala calidad de los productos en la red de comercios nacionales aúpan la existencia de los vendedores informales, según explica el joven doctor, debido a “la falta de voluntad política” que ha demostrado el gobierno de Raúl Castro y la “alta tasa de corrupción imperante en la policía y en el cuerpo de inspectores estatales”.

La crítica sigue subiendo de tono en la medida en que se lee la carta, pues su autor implica a la propia Aduana General de la República (AGR), al asegurar que “la corrupción aduanal es hoy tan generalizada e impúdica” que el trasiego ilegal de mercancía “sería imposible sin la implicación y/o complicidad de múltiples cargos y mandos de la AGR y del Ministerio del Interior”.

En su misiva Jiménez achaca la responsabilidad por tan absurdas normas aduaneras, directamente a Raúl Castro y le recuerda que “esto le convierte también a Usted en responsable de primera línea ante la Historia por esta nueva masacre moral, pues se cometerá bajo su total consentimiento”.

En estos momentos Jiménez se desempeña como médico en el municipio de Guanajay. Después de tres semanas en huelga de hambre durante el verano de 2012,  las autoridades le permitieron reintegrarse a su profesión e incluso le pagaron el sueldo de los 66 meses en que le habían impedido trabajar. A través de su bitácora personal Jiménez aborda temas sociales, preocupaciones personales y otras reflexiones sobre la esfera de la Salud Pública. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18