El mercado de Egido cae ante la embestida de los precios topados

Mercado Egido en La Habana. (14ymedio)
El agromercado de Egido abrió sus puertas por última vez el pasado 31 de diciembre. (14ymedio)

El más importante mercado agrícola de La Habana lleva varios días cerrado. Desde que comenzó el año, el concurrido comercio de la calle Egido, en La Habana Vieja, es una nave vacía rodeada de rumores sobre su destino. La Empresa de Logística Agropecuaria Habana (Gelma), del Ministerio de la Agricultura, comenzará el próximo lunes la transformación del local en un comercio con precios topados.

El agro de Egido abrió sus puertas por última vez el pasado 31 de diciembre. Después del cierre por reparación de la céntrica Plaza de Cuatro Caminos, el local heredó el protagonismo en la venta de productos agrícolas en la capital regido por la ley de la oferta y la demanda, una modalidad que se encuentra en el punto de mira del Gobierno tras la subida de precios que los alimentos experimentaron en los últimos meses.

Los consumidores celebran las tarifas más bajas, pero se quejan de la caída en la calidad y del desabastecimiento

Las autoridades comenzaron el pasado año a implementar precios topados en varios productos agropecuarios a lo largo del país. En la capital, la medida se ha extendido por todos los municipios, provocando reacciones encontradas. Los consumidores celebran las tarifas más bajas, pero se quejan de la caída en la calidad y del desabastecimiento.

"Este era el único mercado donde se podían comprar frutas buenas en este barrio", señala Carmen, residente en las cercanías de la Terminal Central de Ferrocarril, a pocos metros del mercado de Egido. La vecina, de 63 años, sospecha que la reapertura del local en la nueva modalidad conllevará "un deterioro en las ofertas".

Hasta el momento, el popular local albergaba a vendedores que comercializan, en la mayoría de los casos, mercancía de parcelas privadas, pero tras la transformación se instalarán en el comercio productos resultantes de las Unidades Básica de Producción Cooperativa (UBPC) y de las Cooperativas de Créditos y Servicios (CSS).

Las autoridades han ofrecido a varios vendedores, o tarimeros, reubicarse en puestos de otros mercados habaneros, pero un grupo numeroso no ha aceptado. "Me ofrecieron un espacio en el que tenía que invertir desde cero para acondicionarlo", se queja Eduardo, vendedor de verduras y vegetales durante más de una década en Egido.

En algunos casos la propuesta oficial ha sido un solar yermo en que "hay que comenzar por construir un kiosco, porque no hay nada", explica Eduardo a 14ymedio. El comerciante no quiere arriesgarse y espera que "las aguas tomen su nivel y en unos meses [el mercado] vuelva a ser lo que era antes".

Uno de los proyectistas de Gelma, que este miércoles visitaban el lugar, conversó con este diario bajo la condición de anonimato y afirmó estar convencido de que la transformación del comercio "será para mejor". "Hacer baños y destinar un espacio para la florería" son algunos de los proyectos que se manejan. Por ahora, la administración no ha sido reemplazada y el calendario para concluir las obras no se ha definido.

Uno de los proyectistas de Gelma, que este miércoles visitaban el lugar, afirmó estar convencido de que la transformación del comercio "será para mejor"

Los mercados agrícolas regidos por la ley de la oferta y la demanda resurgieron en la Isla en 1994, después de que fueran estigmatizados y cerrados a mediados de la década de los 80 durante un proceso que Fidel Castro llamó de "rectificación de errores y tendencias negativas".

La precaria situación económica y el desabastecimiento de alimentos que caracterizaron el Período Especial tras la debacle de la Unión Soviética derivaron en el estallido social conocido como el Maleconazo y la estampida migratoria de la Crisis de los Balseros. Ese mismo año, el Gobierno cedió y reabrió los agromercados para aliviar la tensa situación.

Más de dos décadas después de aquel giro en el comercio minorista de la Isla, las autoridades intentan poner freno a la venta basada en la ley de la oferta y la demanda. La reconversión del mercado agrícola de Egido a un sistema de precios topados es un paso medular en esa dirección.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 16