Cinco organizaciones opositoras rompen con la MUAD y #Otro18

La separación de la Plataforma de Derechos Humanos daña la unidad de un proyecto que busca lograr nominaciones en las elecciones municipales

Los abogados Amado Calixto, Wilfredo Vallín y Rolando Ferrer durante la conferencia de prensa de la campaña #Otro18. (14ymedio)
La Plataforma de Derechos Humanos hizo público un documento en el que se culpa al líder opositor de la MUAD, Manuel Cuesta Morúa (izquierda), por la ruptura. (14ymedio)

Cinco organizaciones opositoras se separaron de la coalición de más de setenta grupos independientes que forman la Mesa de la Unidad de Acción Democrática (MUAD), así como de la campaña #Otro18 que exige una nueva ley electoral en Cuba. La escisión se ha hecho de "forma irreversible" confirmó a 14ymedio la veterana disidente Aida Valdés Santana.

La Plataforma de Derechos Humanos, de la que forman parte las cinco organizaciones recién separadas de la MUAD, hizo público un documento en el que se culpa al líder opositor, Manuel Cuesta Morúa, por la ruptura. "Sus ambiciones y sus excesos de nepotismo eran el principal obstáculo para avanzar en la lucha por la libertad y la democracia", reza el texto.

Los cinco grupos que han decidido dejar de formar parte de la MUAD son la Coordinadora Nacional de Presos y Ex presos Políticos, la Asociación Pro Arte Libre, el Proyecto Derechos del Pueblo, la Red Juvenil y la Coordinadora Obrera Cubana. Todas ellas acusan a Cuesta Morúa de "inflexibilidad" y "soberbia".

La escisión ocurre pocos días antes de que comience el proceso electoral cubano

"Estamos consultando con todos para que redefinan su estatus y definan su camino en el proceso democrático, eso implica que algunas organizaciones que no quieren definir un perfil político como concertación en democracia tomen otro camino”, ha explicado Cuesta Morúa a 14ymedio.

La escisión ocurre pocos días antes de que comience el proceso electoral cubano donde la plataforma ciudadana #Otro18 ha anunciado que presentará a más de 170 candidatos. Todos ellos han sido "hostigados y amenazados" por la Seguridad del Estado, denunció en una reciente conferencia de prensa Cuesta Morúa.

La separación de la Plataforma de Derechos Humanos daña la unidad de un proyecto que busca lograr nominaciones en las elecciones municipales con un "estricto apego a la ley electoral", según lo describen sus principales promotores.

En julio de 2016 la MUAD perdió a dos de sus organizaciones más representativas cuando la Unión patriótica de Cuba (Unpacu) y el Frente Antitotalitario Unido (FANTU) se desmarcaron de la concertación opositora.

En julio de 2016 la MUAD perdió a dos de sus organizaciones más representativas cuando la Unión patriótica de Cuba y el Frente Antitotalitario Unido

En aquel momento Cuesta Morúa adjudicó la ruptura a la "falta madurez en la convivencia dentro de una misma propuesta de distintas visiones" y "distintas estrategias concretas de cambio".

Para Cuesta Morúa, los arrestos y amenazas contra ambas iniciativas se han recrudecido en las últimas semanas y se inscriben en una ofensiva en contra de las iniciativas independientes que promueven un cambio "de la ley a la ley" a través del sistema electoral.

Nacida en agosto de 2015 a partir de un proyecto de Arco Progresista y la Mesa de la Unidad de Acción Democrática, la iniciativa #Otro18 deberá pasar en breve la prueba de los comicios municipales, tras perder a varias de las organizaciones más importantes que impulsaron el proyecto.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 60