Más de 100.000 personas son 'ilegales' en Cuba

El Gobierno cubano considera "ilegales" a quienes residen fuera de la dirección en la que están registrados

Una mujer se asoma por la ventana de un apartamento en La Habana en noviembre del 2016. (el Nuevo Herald)
Una mujer se asoma por la ventana de un apartamento en La Habana en noviembre del 2016. (el Nuevo Herald)

Las autoridades han puesto números a los cubanos que viven en situación "ilegal" en su propio país: son 107.200, de los cuales 52.800 se encuentran en esta situación desde hace más de 20 años. Así lo ha dicho este jueves el presidente de Planificación Física, Samuel Rodiles Planas, durante el pleno del Parlamento reunido esta semana en La Habana.

El Gobierno cubano considera “ilegales” a las personas que residen fuera de la dirección en la que están registrados en la Oficina del Carné de Identidad. En ciudades como La Habana, el traspaso de dirección es un proceso complejo que requiere la aprobación del Consejo de la Administración Municipal, por lo que muchas migrantes del resto del país residen en la capital de manera clandestina.

Rodiles Planas dijo además que en 2017 se reportaron 127.000 ilegalidades urbanísticas, de las que la capital cubana acapara más de 40.000. Otras ciudades con un alto índice de delitos en este sentido son Santiago de Cuba, Granma, Artemisa y Matanzas, con más de 10.000 cada una.

El también General de División achacó la problemática a la “falta de exigencia, control y seguimiento por el grupo de enfrentamiento de los gobiernos municipales”. También resaltó el déficit de medios de transporte en las direcciones municipales de planificación física.

La mayor parte de las ilegalidades urbanísticas se concentran en el ámbito de la construcción, reseña la prensa oficial, que menciona las obras nuevas y las violaciones de licencias y proyectos como algunas de las principales infracciones cometidas.

Cuba requiere al menos un millón de viviendas nuevas, según han reconocido las autoridades

Cuba requiere al menos un millón de viviendas nuevas, según han reconocido las autoridades. Los planes de construcción han caído vertiginosamente desde los años 80 y el deterioro de las edificaciones es patente.

Durante 2017 el Estado solamente planificó la construcción de 9.700 viviendas. A esto se le suman los daños provocados por los desastres naturales como el huracán Irma, que destruyó 158.554 casas, según datos preliminares.

En algunas provincias como La Habana, el déficit de viviendas ha hecho que muchas personas se asientan en barrios marginales conocidos popularmente como llega y pon. La autoridades ponen todo tipo de trabas a la migración interna, especialmente desde la zona oriental del país, pero no logran impedirla.

Se calcula que en La Habana, con unos 2,1 millones de habitantes, hay un déficit de 206.000 viviendas, mientras que en Santiago de Cuba, en la que viven medio millón de personas, se necesita construir 103.000 viviendas.

Esta semana Raúl Castro reconoció el problema de la vivienda y pidió al pleno del Comité Central del Partido Comunista dar un “mayor impulso” a la situación de la vivienda en el país.

____________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez   haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 41