La policía se queda con parte de los bienes de Karina Gálvez

Un fuerte registro policial acompañado de la detención de Karina Gálvez marcó esta jornada en Pinar del Río. (Convivencia)
Un fuerte registro policial acompañado de la detención de Karina Gálvez el pasado enero marcó un hito en el hostigamiento a Convivencia. (Convivencia)

El Centro de Estudios Convivencia (CEC) denunció este sábado la ausencia de varias pertenencias de Karina Gálvez entre los objetos que le fueron devueltos por parte de la policía política tras el allanamiento a su morada en enero.

Según la nota de prensa, divulgada por el CEC, en horas de la tarde del viernes, la mayor Odalis, representante del Ministerio del Interior (Minint), junto a dos funcionarias de la Dirección Municipal de la Vivienda en Pinar del Río, devolvieron a la economista Karina Gálvez los objetos que le fueron decomisados.

Sin embargo, al recibir las pertenencias, Gálvez, que pertenece a la junta editorial del CEC, notó la ausencia de varios elementos vinculados a este, como el cartel con el logo del centro, bocinas de su computadora personal, un proyector digital, pantalla de pared e impresos sobre temas religiosos y relacionados con la labor del centro.

El 11 de enero pasado la policía política detuvo, interrogó y mantuvo incomunicada durante una semana a Karina Gálvez, que está ahora a la espera de un juicio. Está acusada de evasión fiscal y su casa permanece precintada.

Según el CEC, la falta de estas pertenencias relacionadas directamente con el Centro de Estudios “es otra evidencia” que demuestra que la verdadera causa contra Gálvez es “el hostigamiento contra el Centro de Estudios y su revista Convivencia”

Según el CEC, la falta de estas pertenencias relacionadas directamente con el Centro de Estudios “es otra evidencia” que demuestra que la verdadera causa contra Gálvez es “el hostigamiento contra el Centro de Estudios y su revista Convivencia”.

El comunicado afirma que las acciones hostiles contra el think tank de Pinar del Río han incluido detenciones e interrogatorios a cada uno de sus miembros, suspensión de actividades cívicas planificadas, citaciones con las autoridades migratorias, entre otras herramientas de coacción.

La economista independiente Karina Gálvez, editora de la revista Convivencia. (Cortesía)
La economista independiente Karina Gálvez, editora de la revista Convivencia. (Cortesía)

Cuatro de los miembros del equipo de Convivencia han sido interrogados en el proceso contra Gálvez y notificados de que deben comunicar cualquier cambio de domicilio o paradero.

“Estamos a la espera de la petición fiscal, la vista oral del juicio y la sentencia que emane de ese proceso que, como sabemos, tiene como fin limitar el trabajo del CEC, privarlo de su sede de estudios, desestabilizar y reprimir a sus miembros y atemorizar a los ciudadanos”, afirma el documento.

El Centro de Estudios Convivencia reafirma su opción de “permanecer en Cuba, continuar su obra de pensamiento y propuestas para el futuro de la Nación cubana”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13