Balseros vestidos con uniformes de policía llegan a las costas de Florida

Un video publicado este lunes en la red social Facebook muestra la llegada de 26 balseros cubanos a las costas de Cayo Key en la Florida a bordo de una rústica embarcación. La grabación, publicada por el usuario José Carrera, refleja el momento en que la balsa toca tierra con los migrantes ilegales a bordo, entre los que se ve a dos hombres con uniformes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).

Héctor Joel Carrera, uno de los balseros que aparece en el video, comentó vía telefónica a este diario que el grupo partió de Guanabo, en el litoral Norte de La Habana, a la medianoche del pasado sábado. En la embarcación viajaban 25 hombres y una mujer, que permanecieron por más de 30 horas en el mar, narra. Durante la travesía trataron de evitar a los servicios de guardacostas de Cuba y de EE UU, por lo que decidieron utilizar los motores de la embarcación solo en el horario nocturno.

“El problema es que en Cuba armar una lancha es un delito, si te cogen transportándola hasta el mar lo pierdes todo. Eso nos pasó dos veces en tierra”, explica Carrera a 14ymedio. El balsero cuenta que este fue el cuarto intento del grupo por llegar a las costas de Estados Unidos. En una anterior ocasión la balsa fue interceptada por el servicio de guardacostas estadounidense cuando había recorrido unas 75 millas desde la Isla.

Sobre la presencia de los dos presuntos policías dentro del grupo de balseros, Carrera detalló que los uniformados colaboraron junto al resto de los migrantes en la construcción de la embarcación. Uno de los efectivos tiene como apodo “El capitán”, por su rango dentro de la PNR, según explicó el balsero, quien agregó que todos conocen bien “el sistema en Cuba y por lo que está pasando hasta la misma policía”.

Este diario no ha podido contactar con ninguno de los hombres vestidos de uniforme.

Carrera asegura que su principal motivación para lanzarse al mar y alcanzar territorio estadounidense fue “económica”. “En Cuba era rastrero (conductor de un camión de carga), no vivía mal, sin embargo, no tenía lo suficiente para mantener a mi familia, para comprarle zapatos a mis hijos”, añade. En la Isla quedaron sus cuatro hijos y su esposa.

“Allá, aunque trabaje no puedo comprar lo necesario para la familia, porque el trabajo no está valorado, aquí en cambio las cosas están botadas: la ropa, los zapatos, las mochilas”, agregó con ilusión.

El temor a que desaparezca la Ley de Ajuste Cubano con el proceso de restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba ha disparado el flujo migratorio desde la Isla

Según el balsero, que en estos momentos reside en Tampa en casa de unos familiares que lo acogieron, su principal meta es “aprender inglés para poder trabajar duro” y ayudar económicamente a los parientes que dejó atrás.

El temor a que desaparezca la Ley de Ajuste Cubano con el proceso de restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba ha disparado el flujo migratorio desde la Isla. De acuerdo con la Guardia Costera, en lo que va del presente año fiscal, que comenzó el pasado 1 de octubre, 2.562 cubanos han sido interceptados en el Estrecho de Florida, 269 durante febrero pasado.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 64