Habrá precios topados para luchar contra la escasez en Cienfuegos

La medida afecta a los Mercados Agropecuarios Estatales, a los puntos de venta de las Cooperativas de Producción Agropecuaria y las Cooperativas de Créditos y Servicios

Los vendedores ambulantes se trasladan de un pueblo a otro para ofertar alimentos, útiles para el hogar y otros productos. (14ymedio)
Los vendedores ambulantes también tendrán que acatar las nuevas tarifas máximas para productos agroalimentarios. (14ymedio)

Los productos agropecuarios tendrán desde el próximo lunes precios topados en la provincia Cienfuegos "de manera temporal" y por decisión del Consejo de la Administración Provincial (CAP) en respuesta a la "sensible reducción" de la oferta tras el paso del huracán Irma, reporta la prensa local.

Las regulaciones "están respaldadas, legal e institucionalmente, por dos resoluciones del MInisterio de Finanzas y Precios" que permiten al CAP regular los importes de estos productos en caso de desastres o emergencias, explicó en una conferencia de prensa Raúl González Quintana, secretario del organismo.

Los precios topados afectan a los Mercados Agropecuarios Estatales (MAE), a los puntos de venta de las Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA) y las Cooperativas de Créditos y Servicios (CSS), también a los puestos de venta de los llamados "organopónicos" pertenecientes a la Agricultura Urbana y Suburbana.

Los vendedores ambulantes (carretilleros), junto a los mercados de oferta y demanda, gestionados por productores privados y sus intermediarios, también tendrán que acatar las nuevas tarifas máximas para productos, que abarcan desde los vegetales y las frutas hasta las viandas y los procesados cárnicos.

González Quintana aseguró que se están realizando reuniones en los municipios cienfuegueros con los más de 800 vendedores del sector no estatal que ofrecen su mercancía en la provincia para informarles de la decisión del CAP y "del impacto social" de esta medida.

La pasada semana el Gobierno impuso un control de los precios en el sector agropecuario en Villa Clara, otra de las provincias afectadas por el huracán Irma

La lista de los precios topados tendrá que estar visible en cada mercado. Las violaciones de estas tarifas serán penalizadas con multas de hasta 1.500 pesos y, en casos de mayor gravedad, se procederá al retiro de la licencia de venta.

La pasada semana el Gobierno impuso un control de los precios en el sector agropecuario en Villa Clara, otra de las provincias afectadas por el huracán Irma, para frenar lo que denominó "el alza injustificada" del costo de los alimentos.

Desde finales del pasado año la imposición de precios topados se ha extendido desde la provincia de Artemisa hasta alcanzar a todos los municipios de La Habana. La mayoría de los consumidores celebran las tarifas más bajas pero lamentan la caída en la calidad y el abastecimiento tras la llegada de las tarifas máximas a los mercados.

Los precios topados también han fomentado el aumento de la venta en el mercado negro de productos agrícolas, una práctica cada vez más común en las carreteras de la Isla, donde comerciantes sin licencia ofrecen productos difíciles de conseguir en los mercados, como cebolla, ajo, frijoles o carne de cerdo.

La medida, que puso en alerta a productores e intermediarios, se tomó tras una sesión de la Asamblea Nacional realizada en diciembre de 2016, en la que el tema del precio de los alimentos protagonizó numerosas discusiones. En respuesta al reclamo de varios diputados, Raúl Castro dijo que se tomarían medidas para acercar los precios a los salarios.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12