Los productores locales, ausentes de la Casa de los vinos en Pinar del Río

Casa de los vinos en Pinar del Río (14ymedio).
La Casa de los vinos en Pinar del Río fue inaugurada este martes con horas de retraso (14ymedio).

La Casa de los Vinos de Pinar del Río empezó con mal pie el día de su inauguración. La ceremonia de apertura, celebrada este martes, tuvo que retrasarse varias horas al no haber concluido las obras constructivas y la afluencia de público fue escasa.

Los grandes ausentes fueron los productores locales, impulsores iniciales ‒junto con los trabajadores de la agricultura urbana‒ de esta iniciativa, pensada para la degustación de vinos artesanales. La idea, fracasada por la falta de apoyo estatal, fue retomada por la Empresa de Comercio Interior, pero sin la presencia de los vinicultores privados.

En la Isla, a pesar del clima y el limitado acceso a las materias primas, un número creciente de productores se inclina por los vinos artesanales, a partir de la fermentación de frutas como la guayaba, naranja, frutabomba, piña, guanábana y mango.

El nuevo local en territorio pinareño, situado en la calle Gerardo Medina 8, busca potenciar la inventiva vinícola y tiene capacidad para 26 consumidores. "Priorizamos la producción local de vinos artesanales", dijo a la prensa oficial su administrador, Julio Corrales Baños.

El día de la inauguración, sin embargo, sólo se ofertaron vinos industriales hechos en la provincia por la falta de acuerdo con los productores de la zona. La ausencia de un marco legal que permita al Estado contratar directamente las producciones de estos emprendedores está limitando la actividad del local.

Artemisa y Mayabeque son actualmente las únicas provincias que cuenta con mayor flexibilidad en los contratos con el sector privado. El Gobierno de Raúl Castro ha brindado autonomía a los Consejos de la Administración en relación con las Asambleas del Poder Popular para experimentar otro tipo de gestión.

Para los vinateros pinareños, contar con algo así, significaba un salto considerable en las ganancias debido al aumento de la demanda que se ha notado en la región en los últimos años.

Por el momento, la venta de vinos de gestión particular se realiza en portales y estantes situados en las calles más transitadas de la ciudad. Una treintena de productores los comercializan, la mayoría de ellos con excelente calidad, a pesar de no cumplir los estándares internacionales por la inclusión de azúcar en el proceso de fermentación de las frutas.

Los vinos que se producen en la Isla tienen altos grados brix, [unidad de medida de los azúcares presentes en una bebida] y suelen ser dulces o semidulces, con un bajo volumen de alcohol.

Ernesto Reinoso y su esposa mostrando la selección de vinos para el 14 de febrero. (14ymedio)
Ernesto Reinoso y su esposa mostrando la selección de vinos para el 14 de febrero. (14ymedio)

Ernesto Reinoso, de 81 años, lleva 26 produciendo Vinos de Rey de forma artesanal. "Si el objetivo era crear un espacio donde los pinareños puedan consumir vinos, tendrían que fijarse en los precios, porque los vinos que nosotros comercializamos son muy baratos (1 CUC la botella)", opina sobre el nuevo local.

Al frente de la primera etapa de la Casa de los vinos estuvo Julio del Llano, ingeniero agrónomo retirado que lleva 27 años comercializando su marca, Vinos del Llano. El productor lamenta que ningún productor particular fuese invitado a la inauguración. Del Llano, de la tercera generación de vinicultores de su familia, es promotor de la calidad entre los productores y fue el primero del territorio en registrar su marca.

"Los vinicultores tendremos que seguir comercializando a través de los trabajadores por cuenta propia, como lo hemos hecho hasta hoy", concluye Del Llano, multipremiado en concursos nacionales de calidad.

En febrero del pasado año, en el XXV Festival de vinos artesanales, celebrado en la Feria Agropecuaria de Rancho Boyeros (La Habana), se realizó un certamen en ocho categorías, vino blanco, rosado, tinto, espumoso, seco, semiseco, dulce y semidulce. Luis Bermúdez Rodríguez se alzó con el gran premio con una muestra de vino semidulce de piña y plátano, de 2013, con 12,8 grados brix.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8