Seis provincias de Cuba en fase de alarma a la espera del huracán Matthew

Desalojan a 700 personas de la base de Guantánamo ante la llegada del ciclón

El poderoso huracán de categoría 4 Matthew continúa su ruta hacia Haití con vientos máximos de hasta 230 km por hora y se espera que el ojo del ciclón llegue al suroeste del país caribeño en las próximas horas, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH). Según un probable patrón de trayectoria, se espera que Matthew llegue a Cuba este martes y a Bahamas el miércoles. Además, el ojo del huracán pasará frente a las costas del sureste de Florida el jueves.

En su último boletín de las 2:00 hora local, el NHC indicó que el ciclón se mueve en dirección norte con vientos de hasta 13 kilómetros por hora y se halla 100 kilómetros al sur de Tiburón, en Haití, y 270 al sur-suroeste de Puerto Príncipe.

Los vientos máximos de 230 kilómetros por hora son superiores a los registrados en el anterior boletín, tres horas antes, que eran de 220 kilómetros por hora. El huracán también podría afectar a las islas Turcas y Caicos (territorio británico) y en forma de tormenta tropical a República Dominicana.

Como consecuencia de la cercanía de Matthew, en Haití ya se registran fuertes lluvias e inundaciones, que constituyen "una amenaza para la vida humana".

Seis provincias de Cuba se encuentran bajo "alarma ciclónica" a la espera del impacto del huracán Matthew. Miles de personas ya han sido evacuadas en previsión del empeoramiento de las condiciones en las próximas horas, entre ellas 700 residentes en la base naval de Guantánamo que la Armada estadounidense evacuó este fin de semana.

El Pentágono informó que los desalojados son familiares y mascotas de los militares, que han sido trasladados a las instalaciones de la Armada en Pensacola, en Florida. No está previsto el traslado de los 61 detenidos que siguen en la cárcel de Guantánamo.

Guantánamo es, precisamente, la zona en que se espera un fuerte impacto de Matthew por la apertura de un flujo de aire en el oriente. El fenómeno tropical puede acercarse mucho más a Estados Unidos una vez que pase por Cuba.

Según calculan los especialistas en meteorología, los vientos se mantendrán hasta el miércoles, mientras que los con fuerza de huracán se presentarán este martes entre las 11 y 12 pm. Los vientos de tormenta tropical podrían estar afectando Cuba alrededor de 32 a 36 horas, mientras que los vientos huracanados azotarían el país a lo largo de 10 horas seguidas. El radio de los vientos de tormenta tropical estará en torno a los 295 kilómetros a cada lado del ojo del huracán, mientras que el de los de fuerza huracanada estará en torno a 55 kilómetros del centro.

Los vientos de tormenta tropical comenzaron este lunes y se mantendrán hasta el miércoles, mientras que los con fuerza de huracán se presentarán el martes

Las provincias en alarma son Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, que estaban desde el domingo en fase de alerta. La Defensa Civil indicó en un comunicado que las provincias centrales de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila continúan bajo fase "informativa", y advirtió de que el resto del país debe mantenerse "atento" a la evolución de este poderoso huracán.

Los vientos que acompañan a Matthew causarán fuertes lluvias y marejadas de hasta 4 metros de altura que tenderán a incrementarse. Los expertos esperan precipitaciones intensas desde Camagüey hasta Guantánamo, por un total de entre 400 y 500 mm de lluvia hasta el miércoles. Las precipitaciones podrían afectar también a la costa norte de las provincias centrales, con hasta 300 mm de lluvia.

Uno de los mayores peligros son las inundaciones que ya están generando las marejadas en zonas costeras del litoral suroriental ante el virtual acercamiento de Matthew. Se espera que la sobreelevación del nivel del mar alcance 9 ó 10 metros en la zona de impacto del huracán. En la costa norte, desde Camagüey a Guantánamo, se esperan inundaciones costeras por penetración del mar que incluyen a la ciudad de Baracoa. También se pronostican penetraciones del mar en el Golfo de Guacanayabo. Las inundaciones costeras se reforzarán desde la mañana del martes.

Uno de los mayores peligros son las inundaciones que ya están generando las marejadas en zonas costeras del litoral suroriental

José Daniel Ferrer, coordinador general de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), explicó a 14ymedio que su organización se está preparando para la evacuación de los miembros con casas más deterioradas, así como de los vecinos de la zona, comprando también reservas de alimentos.

"Muchos de nuestros activistas, ante los mensajes completamente desconectados de la realidad que transmite la televisión nacional, han salido a filmar videos de las colas para comprar alimentos y de la escasez generalizada en Santiago de Cuba", comentó Ferrer.

El líder opositor lamentó que hayan sido retiradas las antenas wifi de la ciudad. "En estos momentos estamos incomunicados. No podemos enviar más de 150 entrevistas y decenas de imágenes de la ciudad que tenemos listas", dijo. "Creemos que el Gobierno no quiere que se desmienta el discurso triunfalista de los canales nacionales. La realidad es que hay mucho miedo y mucha escasez", agregó.

El obispo de la Diócesis de Guantánamo Baracoa, Wilfredo Pino Estévez, explicó vía telefónica que la Iglesia católica en esa provincia, la más afectada por el huracán según las previsiones, ha dispuesto sus templos como lugares de refugio. "Escogimos los que están en mejores condiciones, que realmente no son muchos, para evacuar a personas de Imías, San Antonio del Sur y otras zonas", aseguró el líder religioso.

Las autoridades de la Arquidiócesis de Santiago de Cuba confirmaron a 14ymedio que se está brindando toda la ayuda disponible a la población. "Se entregaron las reservas que Cáritas tenía a las personas que reciben ayuda frecuentemente y ya se concluyó el censo de aquellos que necesiten ayuda posteriormente".

Damián Hernández, un vecino del municipio de Songo La Maya, explicó   que hasta el momento las condiciones del tiempo se mantienen estables, aunque se aprecia un cierto deterioro y algunos nublados. Las personas están protegiendo sus pertenencias y la mayoría han acudido a las bodegas, donde se hizo entrega de la cuota del mes.

"Mucha gente se queja porque cuando pasó el huracán Sandy nos mandaron galletas y más pan, pero ahora lo único extra que han repartido son unos huevos", dice el joven de 24 años.

Matthew está ganando en estructura e intensidad mientras se desplaza hacia el norte a razón de 7 km por hora. (Instituto de Meteorología de Cuba)
Matthew está ganando en estructura e intensidad mientras se desplaza hacia el norte a razón de 7 km por hora. (Instituto de Meteorología de Cuba)

En Santiago de Cuba, Fernando García, quien se dedica al transporte privado, dijo que se ha hecho un trabajo de limpieza de los desagües, pero que teme por la infraestructura de la ciudad debido a su estado de deterioro. "En el ciclón anterior las calles se inundaron y muchas casas se derrumbaron porque las condiciones eran muy malas. Hay gente que todavía espera por una casa y son damnificados tras el paso de Sandy, imagínate tú qué va a pasar cuando este ciclón que es más grande pase por Santiago", comentó.

Desde 2012, cuando el destructivo huracán Sandy, de categoría 2, provocó cuantiosos daños a las provincias Santiago de Cuba y Holguín, la Isla no se había enfrentado a una amenaza que pudiera ser tan devastadora como la que representa ahora el huracán Matthew.

Además de 11 muertes, Sandy dejó tras su paso por esa zona del este de Cuba en octubre de 2012 destrozos y daños valorados en unos 4.000 millones de dólares, que en el caso de la vivienda aún no se han revertido totalmente.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2