El proyecto electoral Otro18 se presenta en Madrid

Otro18 se presentó en la Asociación de la Prensa de Madrid este jueves 31 de marzo. (14ymedio)
Otro18 se presentó en la Asociación de la Prensa de Madrid este jueves 31 de marzo. (14ymedio)

Como "una pequeña grieta en el sistema político cubano" desde la que ir abriendo. Así definió el abogado y activista Rolando Ferrer al proyecto Otro18 durante un encuentro este jueves con periodistas en la Asociación de la Prensa de Madrid. Cuatro de los promotores de este proceso viajaron desde la Isla para presentar en España esta iniciativa que promueve reformas en leyes como la electoral, de asociaciones y de partidos políticos.

Los opositores buscan incidir con sus propuestas en una apertura democrática que se manifieste en las elecciones que se celebrarán en Cuba en 2018. Así lo han enfatizado tanto Ferrer, miembro del Frente Antitotalitario Unido (Fantu), como el historiador Boris González, la activista de la Unión Patriótica de Cuba Yusmila Reyna y el líder opositor Manuel Cuesta Morúa. Todos ellos participaron esta mañana en la rueda de prensa acompañados por el periodista exiliado Carlos Alberto Montaner.

Apoyada por 45 organizaciones independientes dentro y fuera de Cuba, la iniciativa demanda a la comunidad internacional que dé seguimiento a la situación en la Isla. "El proceso de reformas emprendidas en Cuba debe dirigirse no solo al sector de la economía, el comercio y las inversiones, sino también al sector político", declaró Cuesta Morúa este jueves.

"En Cuba actualmente el único acceso que tiene el votante a la biografía de su candidato es a través de su pasado, no de un programa"

"Incluimos el derecho al candidato al proselitismo", aclaró Ferrer ante la pregunta de 14ymedio sobre una posible reforma que permita a los candidatos hacer campaña para obtener votos. "Queremos facilitar que el candidato tenga un plan de trabajo, propuestas que pueda hacer llegar a la ciudadanía y pretendemos también insertar candidatos independientes", añadió.

"En Cuba actualmente el único acceso que tiene el votante a la biografía de su candidato es a través de su pasado, no de un programa", sostuvo, por su parte, Boris González. Para dar a conocer las propuestas entre los cubanos, Cuesta Morúa considera que hay que tratar de llegar a la ciudadanía, para que sean percibidos como una iniciativa ciudadana.

La propuesta de reforma electoral, recordó Reyna, "ya fue entregada a la Asamblea Nacional" y ahora esperan respuesta. En estos momentos se realiza "la capacitación de candidatos independientes, que no son más que activistas que tienen un reconocimiento social y cierta popularidad, amén de la campaña difamatoria que el Gobierno ha emprendido contra ellos", agregó.

"La transición española fue un proceso que privilegió ir de la ley a la ley", ha recordado Cuesta Morúa, que ha pedido la implicación de España en el proceso. "Ha apoyado el proceso de redemocratización de Venezuela y podría hacer lo mismo con Cuba", añadió. La Unión Europea "en su diálogo político con las autoridades cubanas le debe pedir que respete la voluntad de miles de ciudadanos que están demandando elecciones libres, limpias, democráticas, competitivas y observadas internacionalmente".

El líder del Arco Progresista ha puntualizado que "esto es una propuesta política" y "un proyecto de cara a la ciudadanía" y se distanció del proceso de cambios electorales "hecho a la medida del poder" que impulsa el Gobierno. Los promotores de Otro18 buscan que "los ciudadanos puedan elegir, no solo votar", recalcó.

Los opositores también remarcaron que las tres demandas estratégicas del proyecto se encaminan a exigir "una comisión nacional electoral independiente; que los ciudadanos puedan elegir sin la mediación de la comisión nacional de candidatura, y al mismo tiempo elegir directamente al presidente de la República".

Cuesta Morúa insistió en que este proceso político, no es una revolución latinoamericana más sino que se pretende que la ciudadanía asuma sus derechos

El grupo gestor de la plataforma está compuesto hasta el momento, por la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), Cuba Independiente y Democrática (CID), Foro Antitotalitario Unidos (Fantu), Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana (MDJC), Partido Arco Progresista, Comité Ciudadano por la Integración Racial, Centro de Apoyo a la Transición y Asociación Jurídica de Cuba pero sus promotores dicen estar abiertos a la "incorporación de otras organizaciones de la sociedad civil y actores independientes".

Cuesta Morúa insistió en que este proceso político, no es una revolución latinoamericana más sino que se pretende que la ciudadanía asuma sus derechos y elija quiénes van a ser sus representantes.

Los opositores no eludieron el el espinoso tema de la unidad de la oposición y las organizaciones que no se han sumado al proyecto Otro18, como el Movimiento Cristiano Liberación y las Damas de Blanco. Cuesta Morúa afirmó que "la percepción de desunión ya no responde a la realidad actual de cómo se está articulando la oposición en Cuba" y catalogó como "etapa de madurez" el actual momento.

"Hoy más que ayer, la oposición está trabajando de conjunto, coincide en muchos aspectos y ha puesto las diferencias irreconciliables en el pasado para trabajar en propuestas concretas de cambio democrático", zanjó Cuesta Morúa.

El opositor denunció presiones, "amenazas y ocupación de medios de trabajo" sobre los promotores de la iniciativa y puso como ejemplo las detenciones alrededor del primero foro de la iniciativa, que se realizó a principios de marzo en la vivienda de un activista en el Vedado, La Habana.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 52