"Este pueblo no aguanta otro huracán"

Los residentes de Guantánamo temen las consecuencias de Irma aunque confían en que el ojo no pasará por la provincia

A las 11:30 de la noche del jueves comenzaron también las inundaciones costeras en Baracoa. (Venceremos/@PrensaGtmo)
A las 11:30 de la noche del jueves comenzaron también las inundaciones costeras en Baracoa. (Venceremos/@PrensaGtmo)

En El Girasol, un poblado en la periferia de la ciudad de Guantánamo, los vecinos miran al cielo con temor. La mayoría de las casas de la zona "no aguantan otro huracán", advierte Yoanni Beltrán, propietario de una vivienda con paredes de cartón y techo ligero que desde este jueves ha empezado a sufrir los embates de las lluvias asociadas al huracán Irma.

Al filo de la medianoche el meteoro se encontraba a 205 kilómetros al nordeste de Punta de Maisí en el extremo oriental de la Isla y los trabajadores del hotel La Rusa sentían que estaban viviendo un deja vu del huracán Matthew, que en octubre del año pasado arrancó el techo del emblemático alojamiento.

"Estamos aquí pero no brindamos servicio porque ahora se trata de preservar el lugar para evitar que se vuelva a dañar", comentó vía telefónica una empleada del local a este diario. Horas después de esa llamada, el personal también fue evacuado ante el deterioro de la situación climática.

A las 11:30 de la noche de este jueves comenzaron también las inundaciones costeras en Baracoa y los techos de varias casas colapsaron bajo la fuerza de los vientos

El panorama durante la tarde fue muy diferente. Juannier Rodríguez Matos, residente en la ciudad, comentó a 14ymedio que la gente se veía "demasiado confiada" porque el ojo del huracán no va a pasar por la zona. "Los más preocupados son los que llevan casi un año albergados porque lo perdieron todo con Matthew, y ahora, puede retrasarse la solución de su problema", cree el joven.

A las 11:30 de la noche de este jueves comenzaron también las inundaciones costeras en Baracoa y los techos de varias casas colapsaron bajo la fuerza de los vientos. La mayor parte de los residentes en las zonas bajas del municipio y en los 75 kilómetros de su litoral han abandonado sus casas para ubicarse en albergues, cuevas, refugios militares o viviendas de familiares.

En otros poblados guantanameros la evacuación va a un ritmo más pausado. "Un grupo de vecinos tuvimos la iniciativa de guarecernos en un círculo infantil", cuenta Yoanni Beltrán a este diario. "Un teniente coronel de la Defensa Civil dijo que teníamos que salir y esperar a que llegue la orden para que podamos hacerlo".

Aunque las condiciones climáticas en El Girasol no se han deteriorado hasta el punto de ocurrir derrumbes o caídas de árboles, los residentes temen que la situación se agrave y queden atrapados entre los vientos y las lluvias.

Los peligros asociados a Irma no han aflojado los controles policiales ni aminorado la represión. Maykel González, un colaborador del sitio Diario de Cuba que intentó entrevistar a los evacuados en Isabela de Sagua fue detenido junto a su colega Carlos Alejandro Rodríguez por realizar una labor periodística.

Los peligros asociados a Irma no han aflojado los controles policiales ni aminorado la represión

La policía obligó a los reporteros a borrar las entrevistas y también tuvieron que desnudarse para un meticuloso registro, una situación similar a la que vivió el equipo de Periodismo de Barrio cuando intentó cubrir los daños dejados por Matthew en octubre pasado.

En Santiago de Cuba, donde en la medianoche de este jueves todavía no se sentían los efectos del huracán, habían sido evacuadas más de 75.000 personas y en la provincia de Camagüey están habilitados 130 albergues para quienes viven en zonas de mayor peligro.

Nora González, vecina de la playa Santa Lucía en Camagüey, resumió a este diario sus miedos de forma más que elocuente. "Hoy eres alguien que presume de prosperidad y en unas horas pasa un ciclón y ya no eres nadie. Lo peor es que no te quedan fuerzas para empezar desde el principio".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 74