La relatora de la ONU niega la existencia de una oposición política en Cuba

La relatora de la ONU, Virginia Dandán, evitó este viernes pronunciarse sobre los derechos humanos en Cuba argumentando que esas cuestiones no entran dentro de los parámentros de su mandato. (EFE)
La relatora de la ONU, Virginia Dandan, evitó este viernes pronunciarse sobre los derechos humanos en Cuba argumentando que esas cuestiones no entran dentro de los parámentros de su mandato. (EFE)

(EFE).- La relatora de la ONU sobre derechos humanos y solidaridad internacional, Virginia Dandan, alabó este viernes los programas de cooperación que mantiene Cuba en el exterior, aunque eludió pronunciarse sobre la situación de los derechos fundamentales en la Isla y negó la existencia de una oposición política.

Preguntada por la vulneración de los derechos humanos en la Isla que denuncian organizaciones como Amnistía Internacional o Human Rights Watch, la experta independiente de Naciones Unidas declaró que "esas cuestiones no están dentro de los parámetros" de su mandato.

"Estoy en Cuba con el propósito de observar las actividades de solidaridad internacional del Gobierno y las organizaciones internacionales con sede aquí. Dentro de la solidaridad internacional está la solidaridad preventiva que corresponde a la acción colectiva de los Estados y que debe respetar la convención de los derechos humanos", acotó la investigadora filipina.

Dandan ofreció este viernes una conferencia de prensa en La Habana para exponer las conclusiones de su primera visita oficial a Cuba, donde se reunió con funcionarios del Gobierno, incluidos los ministros de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, y de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, así como con representantes de organizaciones oficialistas de la sociedad civil.

La relatora de la ONU, Virginia Dandan, eludió pronunciarse sobre la situación de los derechos humanos en la Isla y negó la existencia de una oposición política

La relatora señaló que está satisfecha con la calidad y diversidad de los encuentros que ha mantenido durante su visita, en la que no se ha entrevistado con ningún miembro de la oposición, grupos que dijo desconocer.

"No sé a qué se refiere por oposición. Francamente no sé quién está en la oposición", afirmó la relatora en rueda de prensa.

Cuando se anunció su visita, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, con sede en Madrid, solicitó a la relatora que "escuche la versión de los oprimidos" y denunció que en los últimos 18 meses se han producido en Cuba 12.000 detenciones arbitrarias por motivos políticos camuflados como supuestos delitos comunes.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional -un grupo disidente que registra en Cuba los incidentes relacionados con la vulneración de derechos fundamentales por motivos políticos- contabilizó el pasado junio al menos 380 detenciones por esa razón y la cifra más alta de violaciones de la libertad de movimiento en varios años.

Esta organización, con base en el interior de la Isla, denunció el pasado mayo que los presos políticos suman ya 140, cifra que se duplicó en el último año.

Sin embargo, el Gobierno cubano, que considera a los disidentes "contrarrevolucionarios" y "mercenarios", no registra oficialmente a ningún preso político en sus cárceles, ya que aduce que se trata de presos por delitos comunes.

El Gobierno cubano, que considera a los disidentes "contrarrevolucionarios" y "mercenarios", no registra oficialmente a ningún preso político en sus cárceles

La relatora, que ha recabado información durante estos cuatro días de reuniones y visitas, tiene que elaborar un "completo informe" sobre las actividades de solidaridad internacional y respeto a los derechos humanos de Cuba, que deberá presentar ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en junio de 2018.

Dandan destacó las "fortalezas" del sistema de cooperación exterior de Cuba, que se apoya en la educación, la salud y el deporte, áreas que pudo conocer de primera mano con visitas a la Escuela Latinoamericana de Medicina -donde se forman médicos de todo el mundo-, centros de salud, casas de abuelos, y con sus encuentros en el Instituto Cubano de Deporte y el Ministerio de Educación.

Como ejemplo de su compromiso con los derechos humanos, el Gobierno cubano defiende su acceso universal y gratuito a la educación y la salud, así como sus misiones solidarias en el exterior.

Desde 2001 Cuba desarrolla el programa "Yo sí puedo" con el que pedagogos cubanos han alfabetizado a más de 9,8 millones de personas en unos treinta países de Latinoamérica y África; y en 2005 se creó la brigada "Henry Reeve", que ha prestado asistencia médica en emergencias en más de 19 países, como en la epidemia de ébola en África Occidental en 2014 o el terremoto de Haití en 2010.

Cuando se anunció su visita, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, con sede en Madrid, solicitó a Dandan que "escuche la versión de los oprimidos"

Como "desafíos" de ese sistema de solidaridad internacional, la relatora mencionó la "incapacidad del Gobierno cubano para acceder al equipamiento médico de última generación (...) para responder ante emergencias médicas".

La vigencia del "bloqueo" de Estados Unidos sobre la Isla es el principal obstáculo para que Cuba acceda no solo a equipamientos médicos, sino también a nuevas tecnologías o a financiación externa.

"Entre toda la documentación que tengo que analizar, espero poder averiguar más sobre los inconvenientes causados por el bloqueo, su impacto en la capacidad de los cubanos de disfrutar de sus derechos económicos y sociales", aseveró Dandan, la segunda relatora de la ONU que visita Cuba en los últimos meses.

El pasado abril lo hizo la relatora sobre trata de personas, Maria Grazia Giammarinaro, pero Cuba no recibía un experto independiente de Naciones Unidas desde 2007.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 43