La ola represiva contra la Unpacu lleva a uno de sus activistas a una celda de castigo

El activista de Unpacu, Ovidio Martín Castellanos junto a su familia. (Cortesía)
El activista de Unpacu, Ovidio Martín Castellanos junto a su familia. (Cortesía)

El activista y miembro de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), Ovidio Martín Castellanos, se encuentra encerrado en una celda de castigo tras ser trasladado el pasado 1 de septiembre a la cárcel de Aguadores en Santiago de Cuba, según confirmó a 14ymedio el opositor Carlos Amel Oliva.

La celda de castigo es rectangular, mide 2,30 metros de ancho por 1,20 de largo y no tiene ventana al exterior. Los prisioneros recluidos en ese tipo de calabozo no tienen derecho a visita de sus familiares y les retiran el colchón desde las seis de la mañana hasta las ocho de la noche, precisa el exprisionero político José Daniel Ferrer.

Martín fue detenido el 19 de agosto mientras coordinaba una actividad recreativa en el río Ullao por el sexto aniversario de la fundación de la organización. Las autoridades lo acusan de un presunto delito de atentado contra la autoridad  la fiscalía dictó prisión preventiva como medida cautelar.

“Fue violentamente golpeado durante la detención y le rompieron la frente”, detalla Oliva. El arresto de Martín Castellanos formó parte de una ola represiva contra la Unpacu llevada a cabo por un amplio operativo policial que detuvo a cerca de 70 personas que participaban de los festejos, entre ellas 16 niños.

Los detenidos fueron trasladados a la primera unidad policial de Santiago de Cuba, conocida como Micro 9. Los menores de edad tuvieron que permanecer a la entrada del lugar hasta cerca de la medianoche, agrega el joven activista.

Los detenidos fueron trasladados a la primera unidad policial de Santiago de Cuba, conocida como Micro 9. Los menores de edad tuvieron que permanecer a la entrada del lugar hasta cerca de la medianoche

Ovidio Martín Castellanos, de 51 años, se sumó a la Unpacu en 2012 y actualmente es miembro de la dirección nacional de la organización. Con anterioridad, ejerció el trabajo por cuenta propia con una licencia de carpintero ebanista.

El opositor fue fundador de la primera 'célula' de Unpacu en la ciudad de Santiago de Cuba y, según Oliva Torres, “gracias a su carisma, liderazgo y compromiso” la disidencia en la ciudad “se reunió y agrupó alrededor de ese grupo”.

Miraida y Vladimir Martín, familiares de Ovidio, lo visitaron este lunes en la prisión y confirmaron su reclusión en una celda de castigo. Las autoridades del penal justificaron la medida a partir de que el opositor se está “portando mal”. Como castigo adicional tampoco le permiten pasar alimentos ni útiles de aseo.

Para Carlos Amel Oliva  “portarse mal” se traduce en este caso en negarse a aceptar “el programa de reeducación comunista” y “a ponerse el uniforme” de recluso.

Un informe difundido por los miembros de la Unpacu correspondiente al mes de agosto cifra en 79 las detenciones que han sufrido sus activistas, en tres los allanamientos contra sus viviendas y en al menos medio centenar de presos políticos los que acumula la organización.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6