La sequía crea un entorno de riesgo para la salud

Camión cisterna en una calle de Santiago de Cuba. (Yosmani Mayeta)
Camión cisterna en una calle de Santiago de Cuba. (Yosmani Mayeta)

La sequía por la que atraviesa el país afecta a la agricultura, provoca serios daños en la economía pero también crea un entorno de riesgo para la salud. Las enfermedades diarreicas agudas y otras infecciones podrían dispararse en los próximos meses debido a las altas temperaturas del verano, unido a un deficiente suministro de agua. Como "seria" ha sido catalogada esta situación durante una reunión de trabajo realizada este lunes en el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil de Cuba.

La prensa oficial informó que en la agenda del encuentro se analizó el impacto de la falta de lluvias en el territorio nacional y se estudiaron las medidas más urgentes que habrá que poner en práctica.

En la reunión participaron funcionarios de los ministerios de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, la Agricultura, Economía y Planificación, del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) y el de Meteorología.

El general de división Ramón Pardo Guerra, jefe de la Defensa Civil, que presidía el encuentro, advirtió que entre noviembre de 2014 y abril de 2015 se reportaron 11 provincias con afectaciones por la ausencia de lluvias y que al cierre de abril las provincias orientales y Pinar del Río mostraban un déficit en el acumulado de lluvia de un 29%.

En los últimos seis meses, el 75% del país ha sido afectado por la falta de lluvia

Abel Centella Artola, director científico del Instituto de Meteorología, informó que en los últimos seis meses el 75% del país había sido afectado por la falta de lluvia. Por su parte, Alejandro Rodríguez, funcionario del Ministerio de la Agricultura, indicó que 75.772 hectáreas de tierra cultivable están afectados por la sequía y 324.330 cabezas de ganado reciben agua a través de pipas. Los 242 embalses administrados por el INRH en el país están al 36% de su capacidad.

Las lluvias de mayo no cayeron con la abundancia esperada y las de junio aún siguen siendo insuficientes. Urge encontrar soluciones. En la mencionada reunión se puso énfasis en el programa de información a la población sobre la necesidad del ahorro.

Los funcionarios apostaron por solucionar definitivamente los problemas que se presentan en las fuentes de abasto que se agotan sistemáticamente, además de vigilar y fiscalizar con mayor rigor las ilegalidades que se cometen en la infraestructura.

En Cuba, más del 50% del agua que se bombea termina perdiéndose debido a las roturas y salideros en las redes hidráulicas del país.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5