Ramón Machado evoca un 26 de julio marcado por "circunstancias complejas"

El vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura. (Captura de pantalla)
El vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura. (Captura de pantalla)

En total ruptura con el optimismo que suelen derrochar los dirigentes cubanos en cada aniversario del 26 de julio, José Ramón Machado Ventura ha señalado este martes las "circunstancias complejas" que vive actualmente la Isla. El vicepresidente ha evocado, además, las dificultades derivadas de la situación internacional cuya resolución está "fuera del alcance" del Gobierno.

Con las primeras luces del amanecer y a lo largo de una hora y escasos 10 minutos, tuvo lugar en Sancti Spíritus el acto central por el aniversario 63 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. El evento estuvo salpicado por los llamados a la eficiencia y el sacrificio y por las continuas alusiones a la "situación coyuntural", caracterizada por la falta de liquidez que ha obligado a recortar las expectativas de crecimiento económico.

El discurso principal de la jornada recayó en Machado Ventura, como ha ocurrido varios veces a lo largo de la última década. En la primera fila del público se mantuvo el presidente Raúl Castro, quien no intervino públicamente y abandonó el lugar recién concluida la ceremonia.

Las constantes referencias a Fidel Castro y su 90 cumpleaños marcaron también el evento, aunque el expresidente no envió un mensaje para la ocasión y debió ser recordado por sus palabras en el acto del 26 de julio de 1986 que tuvo lugar en territorio espirituano.

El vicepresidente advirtió que "se introducirán cuantos cambios sean necesario y al ritmo que decidamos" y aclaró que "ni el más mínimo obedecerá a presiones externas"

De aquel discurso Machado Ventura subrayó las palabras en las que Castro reconocía que los cubanos no han sido "capaces de recalcar e inculcar que el primer deber del revolucionario es el trabajo". El segundo hombre del Partido Comunista enfatizó en que "cumplir el plan" económico "no es sinónimo de satisfacer las necesidades del país ni haber alcanzado las potencialidades existentes" y apeló a las "reservas de eficiencia" que aún quedan por aprovechar.

En respuesta a quienes exigen que se imprima mayor velocidad a las transformaciones económicas y políticas, el vicepresidente advirtió que "se introducirán cuantos cambios sean necesario y al ritmo que decidamos" y aclaró que "ni el más mínimo obedecerá a presiones externas". La afirmación emparenta con lo que se ha constituido en lema del raulismo: "Sin prisa pero sin pausa".

Parte de esas presiones por acelerar las transformaciones en la Isla tienen, según el ortodoxo líder, "el propósito solapado o abierto de desmontar la obra revolucionaria". Subrayó esta mención más adelante cuando hizo referencia a "los enemigos de la patria", sin especificar detalles ni nombres.

Las camisetas de color rojo y las banderitas de papel destacaban esta mañana bajo una enorme escultura de bronce dedicada al patriota independentista Serafín Sánchez, en la plaza del mismo nombre, aunque faltaron los rostros de mandatarios extranjeros y personalidades mundiales que tradicionalmente asisten a estas celebraciones del 26 de julio.

Machado Ventura confirmó que la discusión de los documentos derivados del VII Congreso del Partido Comunista concluirá en septiembre y su aprobación definitiva por el Comité Central tendrá lugar en diciembre. El debate, según explicó, involucró a "cientos de miles de militantes del Partido y de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y representantes de todos los sectores de la sociedad".

Raúl Castro, que no intervino en el acto, permaneció en la primera fila del público y abandonó el lugar recién concluida la ceremonia. (Captura)
Raúl Castro, que no intervino en el acto, permaneció en la primera fila del público y abandonó el lugar recién concluida la ceremonia. (Captura)

Machado Ventura definió el Periodo Especial como una etapa en que "hubo que renunciar temporalmente a buena parte" de las conquistas del proceso, pero evitó compararlo con la situación actual, a pesar de que muchos cubanos temen que vuelva a repetirse en toda su gravedad.

José Ramón Monteagudo Ruiz, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en Sancti Spíritus, aseguró que "existen en el territorio condiciones para lograr una agricultura más productiva". El funcionario local habló de "las dificultades y afectaciones que se deriven de la situación coyuntural ", en referencia a los recortes económicos y la falta de liquidez que vive el país.

Las menciones al embargo estadounidense no faltaron, aunque a diferencia de otros años Estados Unidos y el "imperialismo yanqui" no estuvieron en el centro del discurso, protagonizado por la necesidad de hacer más eficiente la economía interna.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 53