El 80 % de los suelos de Las Tunas se encuentran degradados

Los expertos acaban de confirmar algo que los campesinos tuneros ya notaban en la merma productiva de sus cosechas y en la degradación de los suelos. El 80 % de los suelos de Las Tunas se encuentran degradados y un 28 % del territorio de la provincia está afectado por la desertificación. Un problema derivado de los "cambios en los patrones lluviosos y el manejo inadecuado de los suelos", según informa este martes la prensa oficial.

Se calcula que hay unas 184.000 hectáreas dañadas en esa región oriental, las cuales representan el 11,67 % del área total desertificada que tiene en estos momentos la Isla. El problema medioambiental podría irse agravando y extendiendo, han pronosticado los especialistas de la delegación provincial de la Agricultura, a causa del cambio climático y el crecimiento de la actividad agrícola en las llamadas "áreas vulnerables".

Entre los efectos negativos que trae esa degradación de los suelos se encuentran su poca profundidad efectiva, erosión, mal drenaje, salinización y compactación, con la consiguiente reducción de la productividad agrícola de la región.

Los incendios, la quema de restos de cosechas, la falta de rotación de cultivos, la deforestación y el empleo excesivo de maquinarias, son otras de las causas que han llevado a la actual situación, han asegurado estos estudiosos del tema. La provincia de Las Tunas tiene un clima seco de manera natural, que le valió su toponímico, pero que se ha visto agravado con la actual situación.

La degradación de los suelos es más fuerte al norte del territorio, llegando a asemejarse al único semidesierto cubano ubicado en la franja Caimanera-Maisí, según detalló Amado Luis Palma, especialista del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9