Una tormenta severa en Camagüey deja 40 viviendas afectadas

Ranchón en la calle Quiñones, en Camagüey, derrumbado por la caída de un árbol de mango a causa de la tormenta de este fin de semana. (14ymedio)
Ranchón en la calle Quiñones, en Camagüey, derrumbado por la caída de un árbol de mango a causa de la tormenta de este fin de semana. (14ymedio)

Una inesperada tormenta con vientos de más de 90 kilómetros por hora sorprendió este sábado a los camagüeyanos. El evento meteorológico dejó a su paso 40 viviendas afectadas y desplomó un viejo edificio declarado inhabitable. En muy corto tiempo, las lluvias alcanzaron un nivel de 61 milímetros, sin causar víctimas.

Los vecinos del inmueble colapsado, ubicado en la Plaza de San José, cerca de la Terminal de trenes, ya tenían asignadas desde hace meses nuevas viviendas en un reparto conocido como Los Coquitos. Sin embargo, los residentes no habían querido mudarse a las nuevas casas en la periferia de la circunvalación que conecta la ciudad con las provincias orientales, por lo lejos que se encuentran de sus espacios habituales.

El derrumbe del edificio conocido como Tres Banderas, en la esquina de las calles Francisquito y San José, ha generado conmoción entre los vecinos de las cercanías.

Los mayores daños se localizaron en los distritos Cándido González y Joaquín de Agüero, donde, además, se produjeron averías en los tendidos eléctricos y telefónicos

María A. Rodríguez, vecina de un edificio de 12 plantas en la Avenida Finlay, se encontraba este domingo en el área del derrumbe presenciando el proceso de recogida de escombros. Comentó que su apartamento se afectó con "la filtración incontrolable de agua" y recordó sentirse temerosa de perder sus bienes, en especial los muebles.

Otra de las vecinas afectadas fue Anolay López Vallejo, residente en la calle Quiñones 154. La caída de un árbol de mango ocasionó "el derrumbe total de un ranchón que tenía en el patio".

Según reportes de la Defensa Civil, los mayores daños se localizaron en los distritos Cándido González y Joaquín de Agüero, donde, además, "se produjeron averías en los tendidos eléctricos y telefónicos", publicó este lunes el diario oficial Granma. Al menos cuatro postes y dos transformadores fueron derribados, además de las afectaciones ocasionadas sobre el tendido eléctrico en 11 circuitos por la caída de árboles.

La Empresa Eléctrica y Etecsa trabajan intensamente para reparar los daños. Obreros del sector de la construcción, la Oficina del Historiador y la dirección de Comunales terminan de demoler el edificio y se llevan los escombros, mientras los vecinos intentan recuperar lo que queda de sus pertenencias.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6