Usuarios molestos por subida de precios de Internet en hotel Presidente

Hotel Presidente en La Habana
Hotel Presidente en La Habana

Jorge Suárez lleva medio año conectándose a Internet desde el hotel Presidente. En las últimas semanas ha visto aumentar el número de clientes que utilizan la conexión inalámbrica del céntrico hospedaje habanero. Sin embargo, hace unos días se llevó una amarga sorpresa cuando los empleados le informaron de una subida en el precio del servicio. La medida no obedece a una regulación de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) sino a la decisión de la administración del lugar.

La dirección del hotel Presidente ha resuelto aumentar a 8.50 pesos convertibles el servicio, ya que ha hecho obligatorio un mínimo de 4 CUC de consumo en la cafetería del lugar, a lo cual se le suma al precio de una hora de conexión a Internet que es de 4.50 CUC. La decisión va encaminada a disminuir el número de personas que asisten diariamente a sus instalaciones para navegar en la web o revisar el correo electrónico. “Se nos había llenado esto de gente y eso no es bueno para los turistas”, asegura una empleada de limpieza que prefiere mantener el anonimato.

Mientras la mayoría de los lugares que ofertan el servicio de navegación mantienen el costo de 4.50 pesos convertibles la hora, el hotel Presidente se ha acogido a la “discrecionalidad” de la tarifa. Los clientes confirman que previo a la subida de los costos de conexión, el servicio se había ido deteriorando y la mayor parte de las veces en la carpeta referían que “no había tarjetas para vender”.

Jorge Suárez cuenta cómo fue perdiendo la confianza en poder acceder a la red desde el conocido establecimiento hotelero. “Sabía que iban a hacer algo por obstaculizar la conexión, porque cada día los trabajadores de este lugar miraban con peor cara a quienes veníamos y nos sentábamos en la terraza o en el lobby con una laptop o un Tablet”, explica. “Nos decían que teníamos que consumir para poder estar aquí, pero es que los precios de cualquier cosas en este lugar están por los cielos”.

“Yo prefiero tener Internet en mi casa, sólo vengo hasta aquí porque no puedo acceder con una conexión doméstica”

El joven, graduado de ingeniería civil, no tiene otra posibilidad de revisar sitios digitales o responder su mensajería electrónica. “Yo prefiero tener Internet en mi casa, sólo vengo hasta aquí porque no puedo acceder con una conexión doméstica”. La medida implementada en el hotel Presidente lo deja sin otra posibilidad. “Ya me parecía caro el precio anterior, pero el nuevo es sencillamente impagable”, sentencia con frustración.

Según estadísticas oficiales en Cuba –con una población de más de 11 millones de habitantes- existen 1.014.000 computadoras y más de 2.9 millones de usuarios de Internet. La cifra, sin embargo, ha sido muy cuestionada por quienes aseguran que como “usuarios de internet” el gobierno incluye a personas que sólo tienen acceso a una intranet nacional con contenido médico o cultural.

Cuba es el país menos conectado a Internet de América Latina, a pesar de que en febrero de 2011 quedó instalado un cable de fibra óptica entre Venezuela y la zona oriental de la Isla, que en un principio se anunció como la mejor opción para garantizar una alta conectividad en el país. Tres años después, el Gobierno sólo ha abierto algo más de un centenar de locales públicos de navegación y ofrecido un servicio de correo electrónico a través del la telefonía móvil.

Los cubanos, como Jorge Suárez siguen aguardando por convertirse en internautas.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18