Los vehículos tirados por animales causan 2.093 accidentes en cuatro años

Moverse por la ciudad
En muchas ciudades del interior, el transporte a caballo es casi la única opción. (14ymedio)

Eran la primeras horas del amanecer cuando el conductor de una araña perdió el control y se abalanzó sobre los carros que viajaban desde La Habana hacia Pinar del Río por la autopista. Frenazos, un parabrisas roto y, por fortuna, ninguna persona falleció ni resultó lesionada, aunque el caballo murió en el acto. Este es un hecho que se repite frecuentemente en las carreteras de la Isla y que, en la mayoría de los casos, deja un triste saldo para los implicados.

Entre 2010 y 2014 se registraron en Cuba 2.093 accidentes de tránsito en los que estuvieron involucrados vehículos tirados por animales. 84 personas perdieron la vida y otras 1.805 resultaron lesionadas, según publica este juves el diario Granma. La elevada cifra obliga a tomar medidas para extremar la seguridad vial, hacer más estrictos los requisitos en la obtención de licencias de circulación y aumentar el cuerpo de inspectores.

Dada la precariedad del transporte en el interior del país, las provincias de Las Tunas, Camagüey, Ciego de Ávila, Guantánamo y Holguín muestran una mayor incidencia, con un 46,5% del total de estos lamentables sucesos. Las tasas de mortalidad y lesiones también han hecho saltar las alarmas, pues se calcula que por cada 10 accidentes donde están involucrados vehículos de tracción animal se reportan más de ocho lesionados.

Por cada 10 accidentes donde están involucrados vehículos de tracción animal se reportan más de ocho lesionados

La complejidad de la situación estriba en que en muchas regiones del país, especialmente en los municipios y pequeños pueblos, los coches de caballo son el principal medio de transporte de la población. Sobre esos precarios vehículos se trasladan los escolares hacia sus centro docentes, los empleados a sus trabajos y se acarrean buena parte de los productos agrícolas que circulan en la zona.

La ley regula los requisitos que deben cumplir estos vehículos para circular por la vía pública, pero su violación ha aumentado la accidentabilidad. El Código de Seguridad Vial no solo obliga al conductor de estos medios de transporte a ser mayor de edad, sino también al uso de ruedas de goma para transitar por vías pavimentadas. La presencia de un mecanismo efectivo de frenado e inmovilidad total, también resulta indispensable.

Por su parte, el animal debe tener anteojeras, herraduras y un sistema implementado para recoger sus excrementos, explicó a la prensa oficial la teniente coronel Teresa Albentosa Rodríguez, jefa del departamento de Educación Vial.

La regulación también indica que estos vehículos deben desplazarse por el borde derecho de la vía y en el sentido de la circulación siempre y cuando no sea en las horas comprendidas entre el anochecer y el amanecer.

La vulneración de muchas de estas especificidades legales incide directamente en la cifra de accidentes en los que se ven implicados estos vehículos, que circulan por el país de forma improvisada.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13