Un año, pese a la censura

La mayor satisfacción que hemos experimentado en este primer año de trabajo ha sido informar cada día y hacerlo con voz propia, con independencia de criterio y sin compromisos con terceros. Haber sorteado la censura tecnológica que sufre nuestro sitio digital desde su nacimiento también nos llena de regocijo. 14ymedio está bloqueado en la Isla desde el primer día y sigue bloqueado en los servidores que dan acceso a Internet a la población, tanto en los locales de Nauta como en los hoteles, pero sabemos que los cubanos nos leen por otras vías.

Lamentamos las noticias que se nos han escapado, por no estar atentos o por no tener acceso a las fuentes. Cada fallo cometido nos duele, pero hemos aprendido más con los errores que con los aciertos.

En este tiempo hemos tenido la oportunidad de entrevistar a la mayoría de los protagonistas de la sociedad civil cubana: artistas, emprendedores de la Isla y de la diáspora y otras personalidades extranjeras interesadas en los destinos de Cuba. Seguimos paso a paso el proceso de distensión entre los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos, así como los diálogos con la Unión Europea, sin dejar nunca de reportar los atropellos contra las Damas de Blanco, las detenciones arbitrarias a opositores pacíficos y los eventos que buscan la unidad. Contamos las catástrofes y las fiestas del pueblo, el llanto y la risa. Hemos dado un espacio al optimismo y a la desesperanza.

Nuestra ambición es convertirnos en una referencia indispensable para todo el que quiera saber lo que está ocurriendo en Cuba y también lo que pudiera ocurrir. Exponer los escenarios, discutir las variables, pero también hacer saber a qué precio está la malanga, la carne de cerdo o la cebolla y, además, lo que están presentando en el club la Zorra y el Cuervo, en el teatro Karl Marx o en El Mejunje. Poner al descubierto una invasión de caracoles africanos, la caída en desgracia de un funcionario intocable o el asesinato de un transexual.

Tanto los redactores de 14ymedio en La Habana como nuestros colaboradores en las provincias estamos aprendiendo sobre la marcha. Bien es cierto que contamos con la experiencia ajena de otros medios alternativos que antes que nosotros, aquí adentro y allá afuera, han recorrido este camino que emprendemos, unas veces siguiendo sus pasos, otras tomando atajos o buscando otras vías para acelerar el paso.

Nos vanagloriamos no sólo de tratar de hacer un periodismo sin partidismos y con profesionalidad, sino también de haber incursionado en el emprendimiento

Nos vanagloriamos no sólo de tratar de hacer un periodismo sin partidismos y con profesionalidad, sino también de haber incursionado en el emprendimiento desde el campo de la información, con la intención de que 14ymedio sea un diario autosustentable y con un sólido modelo económico. No hemos recibido ni un centavo de Gobiernos, partidos políticos o programas de ayuda a la democracia. Nuestro periódico es una empresa creada con el apoyo financiero de 15 pequeños inversionistas privados, en su mayoría residentes en Europa, que creen en el proyecto y apuestan por el cambio en Cuba.

Nuestro objetivo fundamental es mantener la independencia editorial que nos permita reportar sobre todos los temas y criticar a cualquier figura pública. Asumimos la responsabilidad de todo lo que publicamos.

Para el futuro inmediato nos proponemos llegar a un número mayor de cubanos dentro de la Isla. La puesta en marcha de un boletín electrónico para los lectores sin acceso a Internet es una urgencia en la que estamos trabajando. Las aplicaciones para iOS y Android que permitan descargar nuestro contenido y leerlo offline también deberán estar listas en los próximos meses.

Nos proponemos mejorar la frecuencia de actualización, pero sin convertir nuestro medio en una de esas "fábricas de noticias" donde el contenido se mide más por la velocidad con la que aparece en portada que por su calidad. Eso está enfermando al periodismo moderno y no queremos contribuir a sus achaques. Adentrarnos más en los datos y la investigación, potenciar nuestro alcance en las redes sociales y ahondar en géneros como el reportaje y la crónica, figuran también entre nuestros propósitos.

El uso de los recursos audiovisuales y una clara apuesta por la innovación marcarán nuestros próximos pasos. Pero sobre todos los compromisos, queremos asegurarle a los lectores que para el próximo aniversario tendremos más motivos para sentirnos orgullosos. Seguiremos haciendo periodismo, cada día con más profesionalidad y responsabilidad hacia esta sociedad tan necesitada del oxígeno de la información.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 73