El fútbol cubano sigue sin tener el césped sintético prometido

Dos hombres intentan regar el césped natural del estadio Marrero. (14ymedio)
Dos hombres intentan regar el césped natural del estadio Marrero. (14ymedio)

Joseph Blatter se desempeñaba como presidente de la FIFA cuando hace tres años llegó a Cuba para celebrar el centenario del fútbol en la Isla. El dirigente deportivo se entrevistó en aquella ocasión con Raúl Castro y visitó el estadio La Polar, donde su organismo financiaba la instalación del primer césped sintético del país. En el tercer aniversario de aquella visita, la obra apenas ha pasado de su primera etapa y paralelamente el suizo ha sido suspendido por corrupción.

Las gradas desvencijadas que miran hacia una extensión de polvo y gravilla por la que transitan unos pocos obreros de mantenimiento, junto al imponente arco donde se lee "Campo-Polar", componen el actual panorama del más ambicioso plan sufragado por la FIFA en Cuba. Esta semana unos trabajadores instalaban una cerca en el perímetro para "evitar que la gente se meta aquí de noche y use esto de baño o para cosas peores", aclaró a este diario un hombre que soldaba la verja.

Hace apenas tres años el lugar fue un hervidero de periodistas y fotógrafos que captaron el momento en que el poderoso líder del fútbol mundial llegó a la barriada de Puentes Grandes, conversó con jugadores veteranos del deporte rey y movió simbólicamente la paletada inaugural de tierra de lo que se proyectaba como la primera cancha artificial en la Isla.

Los “problemas de planificación, ejecución y de materiales de construcción” han incidido en la situación en que se encuentra el lugar

Durante la visita de Blatter a Cuba, el comisionado nacional de fútbol, René Pérez, aseguró que el campo de césped sintético estaría listo para su inauguración el 11 de diciembre de 2013. El presupuesto aprobado en 2010 por la FIFA para la reparación del terreno habanero fue de 400.000 dólares por toda la obra, y una primera partida de 218.359 dólares resultó entregada pocos meses después.

Durante el tiempo transcurrido, los "problemas de planificación, ejecución y de materiales de construcción" han incidido en la situación en que se encuentra el lugar, según un reportaje transmitido este martes por la televisión nacional. La situación ha generado un amplio malestar entre los seguidores del balompié en la Isla, que achacan la demora a la falta de voluntad institucional para promover este deporte en el país.

"Siempre estamos siendo postergados, una y otra vez, porque el Gobierno prefiere atender más al béisbol", se queja Ismael, de 29 años, miembro de una peña de apoyo al Real Madrid que se reúne en un bar en pleno corazón de La Habana. Para el joven, "no es casual que se haya atrasado tanto la instalación del césped sintético" porque "aquí no hay interés en que los jóvenes puedan disfrutar de la pasión futbolística", afirma.

En medio de una creciente popularidad del fútbol entre los cubanos, la deficiencia de las infraestructuras lastra el desarrollo de los equipos locales. Una situación que contrasta con la temprana fundación, en 1924, de la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC) que se afilió a la FIFA cinco años después.

"La firma española que contratamos para instalar el césped sintético falló y ahora hemos tenido que buscar otra firma extranjera que se haga cargo"

El primer partido oficial en la Isla se celebró el 11 de diciembre de 1911, en un terreno ya desaparecido conocido como Campo de Palatino. En aquella histórica jornada el Rovers Athletic Club derrotó por 1-0 al Sport Club Hatuey con gol de Jack Orrs y escribió la primera página del fútbol cubano, que ha vivido altas y bajas en las últimas décadas.

Un funcionario del Instituto Nacional de Deporte Educación Física y Recreación (Inder), que prefirió el anonimato, declaró a 14ymedio que los problemas con el terreno de La Polar se deben a "múltiples factores". Detalla que "la firma española que contratamos para instalar el césped sintético falló y ahora hemos tenido que buscar otra firma extranjera que se haga cargo, porque en el país no hay ninguna empresa capaz de hacerlo".

El funcionario asegura que "ha habido serios problemas también con el resto de los materiales para reconstruir el graderío, las cabinas de transmisión de radio y televisión, los camerinos, el túnel de vestuario y el cuarto de árbitros". La reparación de esas áreas estaba proyectada para acometerse inmediatamente después de la colocación del césped sintético, pero "la primera parte de la obra se ha demorado tanto que se han perdido muchos materiales".

A los problemas organizativos y el desvío de recursos durante los trabajos de mantenimiento, "hay que sumarle el escándalo de corrupción que estalló en la FIFA en el último año y que ha paralizado todo", asegura el empleado del Inder. "Ahora hay que actualizar a la nueva dirección de ese organismo sobre cómo van las cuentas con la obra y volver a ajustar el cronograma", apunta.

Los retrasos en las obras de La Polar han afectado a los residentes de la capital y, además, han congelado la solicitud a la FIFA de otro césped sintético para el oriente del país.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 19