Camagüey está sin agua a pesar del crédito saudí de 40 millones de dólares

Problemas con el abastecimiento de agua en La Habana. (14ymedio)
Camión abastecedor de agua, el pasado abril en La Habana. (14ymedio)

La crisis de abasto de agua que sufre Camagüey, la tercera ciudad más importante de Cuba, se agravó este agosto pese a las precipitaciones de la primavera y el verano. Aunque el suministro en algunas zonas de la ciudad no presenta dificultades, en el casco histórico la situación es verdaderamente crítica y los ciudadanos resuelven como pueden.

"Me llega el agua todos los días, con presión y limpia", asegura Luis, vecino de la Avenida de los Mártires, en el barrio de La Vigía, al norte de la ciudad. "Esa misma agua, la hiervo, la trato con hipoclorito y la consumimos para tomar". Otra cosa muy distinta le pasa a Roberto, que vive en la calle San Pablo, en el centro citadino: "No tengo agua hace tres días. El agua viene aquí muy irregularmente. A veces demora una semana en venir, he pasado hasta un mes sin agua. No tengo vida de cargar agua. Yo estoy operado de una hernia, pero así y todo tengo que cargar cubos de agua de cisternas de centros de trabajo. Vivo en una esquina, no puedo abrir un pozo, ni cisterna, porque me corre el tubo de alcantarillado por debajo de la casa. Tampoco me resuelve instalar un ladrón de agua porque casi nunca hay agua en la llave".

"Aquí en esta zona alta casi nunca hay agua, al igual que en las calles Hermanos Agüero y Príncipe", se queja Heriberto, residente en la calle Cisneros. "La poca que viene se la cogen los hostales turísticos El Marqués y La Sevillana, que tienen unas cisternas inmensas". Una vecina de la Plaza de La Habana, Hilda, quien declara que el abasto de agua en su zona es irregular, asevera que el mayor problema "es que viene muy sucia": "Hay que dejarla que se asiente varios días para utilizarla. No sé por qué no se ha resuelto el problema del agua, cuando salió a bombo y platillo en la prensa que Arabia Saudita concedió un crédito para resolver el problema del agua en Camagüey y de eso no se habló más".

El periódico oficial Adelante, en su edición del 20 de agosto de 2016, aborda el problema del agua dando una serie de justificaciones basadas en la falta de recursos e inversiones. Sin embargo, omite el crédito blando de 40 millones de dólares de Arabia Saudí, concedido en diciembre de 2014 para el mejoramiento del acueducto y alcantarillado de Camagüey. En una entrevista con Radio Camagüey, el 13 de abril de 2016, Luis Palacios Hidalgo, director del proyecto de rehabilitación del Acueducto y funcionario de la Delegación del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, prometió que a partir de junio de este mismo año, la provincia dispondría, gracias al crédito concedido, del "equipamiento tecnológico y dispositivos necesarios para el sector del acueducto, garantizando la cantidad y estabilidad del agua a la población". Para ello, detalló, que se destinarían 1,8 millones de pesos para la planta potabilizadora de Camagüey.

Estas promesas no solo no se cumplieron, sino que se ha agravado la situación. En cuanto al crédito saudí, no se ha informado dónde están los 40 millones de dólares, cuánto de ello se ha utilizado y en qué ni por qué existe tanto retraso en su ejecución. Mientras tanto, Roberto, Heriberto y tantos otros camagüeyanos siguen cargando cubos de aguas por las tardes para bañarse y cocinar.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 34