Minutos y minutas de la Cuba de hoy

Primeros dos números de la revista 'La Hora de Cuba'
Primeros dos números de la revista 'La Hora de Cuba'

Nadie sabe lo complicado que es fundar una revista hasta que no lo intenta. Después viene mantenerla, buscar el contenido para cada número, vencer la desidia, los prejuicios y el propio agotamiento que conlleva la periodicidad. El escritor y periodista camagüeyano Henry Constantin tiene experiencia en estas lides y la publicación que ahora dirige, La Hora de Cuba, muestra la madurez que ha alcanzado.

Cuando el lector se acerca a las páginas de este empeño editorial advierte que al mismo tiempo que un medio de comunicación está en presencia de un proyecto cultural. Un espacio de creación que destaca por el cuidado en la escritura, la acertada selección de los textos y una gráfica sobria, pero moderna.

Hasta el momento La Hora de Cuba ha sacado a la luz dos números, el fundacional, a finales del año pasado, y el que circula desde principios de 2015. Aunque el espacio físico donde se confecciona y viven muchos de sus colaboradores es Camagüey, la revista dista mucho de ser una publicación de provincia, y mucho menos provinciana.

Para trascender las fronteras de la región y de la propia Isla, cuenta con la firma de intelectuales de aliento universal como el poeta, narrador y ensayista Rafael Almanza, que en este segundo número publica un texto antológico titulado Noticia. El arte del escritor avileño Francis Sánchez Rodríguez también le aporta alcance a la revista con su poema Agente Libre, y la presencia del pinareño Maikel Iglesias deja caer a través de su cuento Malabares un centenar de palabras precisas y certeras.

Pero por encima de todo, La Hora de Cuba disfruta a su favor de la juventud de un grupo de entusiastas que no sobrepasan como promedio los 30 años y que parecen tener el firme propósito de realizar este proyecto "desde Cuba para todo el mundo". El equipo se vanagloria también de su autonomía al aclarar que "no tiene vínculos de subordinación con ningún Estado ni con otra organización, empresa o institución de ningún tipo y ningún lugar".

'La Hora de Cuba' disfruta a su favor de la juventud de un grupo de entusiastas que no sobrepasan como promedio los 30 años

En esta última entrega, de 16 páginas, se mantiene el predominio del perfil cultural, no solo por la inclusión de páginas literarias, sino por lo que se puede considerar que son sus dos platos fuertes: una entrevista a Yaima Pardo, realizadora del documental Offline y un texto de Eliecer Jiménez sobre la producción audiovisual en la Isla, en el que se toca el espinoso tema de la posible Ley de Cine en Cuba, exigida por creadores y productores independientes.

Iris Mariño ofrece una visión particular sobre el tema femenino con su artículo Mujeres en Cuba: somos más que estadísticas, mientras que Inalkis Rodríguez, veterinaria de profesión, se encarga de un tema de corte ecológico sobre el riesgo que corren hoy nuestras bahías. Por su parte, Diana Pérez sermonea con gracia en su texto Preocupación a los desvalorizados jóvenes de su propia generación.

Apelando al lenguaje de la crónica, Sol García desmenuza en Detalles de la Memoria su indiscutible condición de artista de conducta y Susana Vázquez hace un vívido retrato del interminable letargo en que viven los pueblos fantasmas de la montaña. Finalmente, Glisis Delins deja al descubierto los dilemas y problemas que afronta el taller de grabado de la ciudad de Camagüey.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0