Nicaragua fortalece lucha contra dengue y chikungunya tras sumar tres muertes

Dengue
El mosquito aedes aegypti es transmisor del dengue y el chikungunya. (14ymedio)

(EFE).- Nicaragua fortalece desde este lunes, casa a casa, su lucha contra el mosquito aedes aegypti, transmisor del chikungunya y del dengue, que no dan tregua en América Latina y se han cobrado la vida de tres niños en el país centroamericano desde mediados de julio.

Después de declarar alerta sanitaria nacional el pasado jueves, el Ministerio de Salud (Minsa) decidió intensificar desde este lunes las visitas a viviendas para detectar casos de fiebre e incluir a la lucha antiepidémica orientaciones educativas.

Además, durante los próximos meses se acentuarán en el país las jornadas de limpieza, la fumigación con pesticidas y la eliminación de criaderos de mosquitos, de forma coordinada con alcaldías, organizaciones comunitarias y la población en general.

Brigadas de fumigación y abatización del Minsa, así como médicos y enfermeras, se movilizan para sensibilizar a la población y pedirle que permita la entrada a sus viviendas de las brigadas.

El Ministerio ha dicho que mantendrá este plan especial de prevención y control de los virus durante los meses de agosto a noviembre, el período más húmedo del año en Nicaragua

Estos grupos insisten a las familias que mantengan limpios los patios, les recuerdan la importancia de no guardar agua en recipientes al aire libre y recomiendan que ante cualquier síntoma febril, acudan inmediatamente a la unidad de salud más cercana para recibir la atención debida.

"Estas medidas son muy necesarias porque si no controlamos al invasor, (...) la enfermedad va a seguir, y es necesario que todos cooperemos (...), aquí tenemos a la comunidad escolar y es nuestra responsabilidad tener todo limpio", manifestó la directora de una escuela capitalina que recibió a brigadistas del Minsa.

El Ministerio ha dicho que mantendrá este plan especial de prevención y control de los virus durante los meses de agosto a noviembre, el período más húmedo del año en Nicaragua, que se traduce en más agua estancada y mayor proliferación de mosquitos.

Nicaragua supera los 2.700 casos de chikungunya este año, y acumula 5.399 desde que la enfermedad se detectó en ese país en julio de 2014, según los últimos datos ofrecidos por el Gobierno el pasado 11 de agosto.

En cuanto al dengue, con menor incidencia, se contabilizaron 403 casos hasta el pasado día 11.

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, y primera dama, Rosario Murillo, dijo este lunes que van 200.000 criaderos destruidos, 40.000 viviendas fumigadas, 30.000 abatizadas y miles de personas y estudiantes capacitadas en prevención y protección contra el dengue y el chikungunya.

Actualmente no existen medicamentos antivirales para tratar las fiebres de estos virus, solo reposo, hidratación y consumo medicado de acetaminofén

Actualmente no existen medicamentos antivirales para tratar las fiebres de estos virus, solo reposo, hidratación y consumo medicado de acetaminofén, por lo que la prevención es la única arma para evitar el contagio.

El chikungunya llegó a Nicaragua el 9 de julio de 2014, de la mano de una hondureña de 24 años y su hija, que lo habían adquirido en República Dominicana antes de viajar a Nicaragua.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno previos a la llegada del virus al país, con medidas de fumigación y vigilancia en las fronteras, la lluvia y la falta de una campaña para educar a la población propagaron la enfermedad, según organizaciones no gubernamentales como el Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas).

El jueves pasado, Murillo informó del primer fallecido por chikungunya en Nicaragua, un niño de 22 meses.

Además, en los meses de julio y agosto otros dos menores han perdido la vida a causa del dengue.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0