La comunidad LGBT cubana celebra el día del Orgullo Gay con una besada por la diversidad

El Proyecto Arcoíris reivindica la trascendencia de los sucesos de Stonewall para celebrar el 28 de junio como día del Orgullo Gay, más allá del oficial 17 de mayo en Cuba. (14ymedio)
El Proyecto Arcoíris reivindica la trascendencia de los sucesos de Stonewall para celebrar el 28 de junio como día del Orgullo Gay, más allá del oficial 17 de mayo en Cuba. (14ymedio)

Un arcoíris de diversidad y otro formado en el cielo por la luz del atardecer y la humedad fueron el escenario para la Besada por la Diversidad y la Igualdad que en la tarde de este martes, día del Orgullo Gay, cobijó a una treintena de participantes para recordar en La Habana los disturbios de Stonewall Inn, en Nueva York en el año 1969, una serie de protestas y manifestaciones que supusieron el inicio del movimiento por los derechos de la comunidad LGBT.

Sin la colaboración de las instituciones oficiales ni la difusión de los medios nacionales, la calle 23 desde el Pabellón Cuba hasta el muro del Malecón, se convirtió durante una hora en un homenaje a la diversidad de preferencias sexuales, la libertad y el amor.

La besada fue organizada por el Proyecto Arcoíris, una agrupación no reconocida legalmente que se define como "anticapitalista e independiente" y que lucha contra "el estigma y la discriminación por orientación sexual e identidad de género en el contexto actual de la sociedad cubana, en sus espacios institucionales y culturales, desde la comunidad LGBTI".

Isbel Díaz Torres, uno de los jóvenes participantes, aseguró que este año rendían "tributo a las personas que en Orlando, allá en Florida, murieron víctimas del odio, de la homofobia y todas las incomprensiones que existen en este mundo. En Cuba también".

Torres lamentó que la prensa oficial cubana ignorase a los "dos cubanos, dos muchachos muy jóvenes", que estuvieron entre las víctimas del ataque. "Para ellos y para su familia nuestro abrazo, nuestro beso", declaró. "En ninguna parte del mundo estamos todavía a salvo, así que hay que seguir luchando mucho. Creo que es nuestro gran deber de parte de la comunidad LGBTI cubana de seguir organizándonos para protegernos y seguir uniéndonos por supuesto".

El escritor y dramaturgo Norge Espinosa se mostró complacido porque "Stonewall, donde comenzó toda esta lucha por los derechos de los homosexuales, ha sido declarado un lugar de valor histórico por la presidencia norteamericana, hay un sentido al reconocer esta historia".

Dos jóvenes repartieron papeles en los que se rechazaba el ataque contra el club gay Pulse en Estados Unidos. Con frases como "We are Orlando" y "Orlando puede ser cualquier ciudad. No hagamos silencio", los manifestantes caminaron desde la calle N hasta la emblemática fuente a pocos metros del mar. En algunas esquinas era visible un operativo de la Seguridad del Estad, vestidos de civil, y la prensa doblaba en cantidad a los manifestantes.

Yasmín Silvia declaró a 14ymedio que el Proyecto Arcoíris tiene un compromiso sistemático con recordar esta efeméride, algo que hace desde el año 2012. "Nos interesa que se recuerde en Cuba este 28 de junio, como el aniversario de Stonewall y como evento significativo en la historia del movimiento LGBT, en términos de rebelión y ejercicio de poder espontáneo y autoorganizado".

La besada es "una forma pacífica de expresión que resume la voluntad de ocupación de los espacios públicos por una minoría que no puede ocuparlos y expresarse libremente en ellos"

La activista considera que la besada es "una forma pacífica de expresión que resume la voluntad de ocupación de los espacios públicos por una minoría que no puede ocuparlos y expresarse libremente en ellos".

Silva precisó que la convocatoria pretende que por un día el colectivo sea libre en la expresión de sus sentimientos en un espacio seguro. "Y demostrar a las demás personas que, primero, no tenemos vergüenza en ser quienes somos", añadió.

"La gente heterosexual no está perdiendo nada porque dos gays o dos lesbianas se besen", remarcó Silvia.

El Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) no convoca actividades por el día del Orgullo Gay porque "Mariela Castro dice que a ella no le gusta imitar a los norteamericanos. Esa es la razón política para no celebrar el 28 de junio", afirma la activista.

El Cenesex otorga más protagonismo al 17 de mayo por ser el aniversario de la exclusión de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud en 1990. "Así fue que siguió esa línea de posición crítica frente a la celebración del 28 de junio y su comercialización y resolvió promover en Cuba el Día contra la Homofobia y la Transfobia, que es en lo que se ha convertido el 17 de mayo", puntualiza Silva.

Arcoiris mantiene una posición crítica con la postura oficial y reivindica la conmemoración de ambas fechas. "Si lo que molesta, que a nosotros nos molesta también porque somos un grupo anticapitalista, es la comercialización del 28 de junio, pues párate y dilo en esa fecha", subraya.

Al concluir la besada, Pedro Manuel González, Roxy, agradeció a los que llegaron hasta el lugar "reunirnos siempre es un acto de amor por el prójimo, no importa cual sea su identidad ni su preferencia , siempre es bienvenido todo aquel que se nos sume".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 22