Las guarderías privadas se abren paso

Se cumplen este 2016 los 55 años de la fundación de los círculos infantiles. (14ymedio)
Se cumplen este 2016 los 55 años de la fundación de los círculos infantiles. (14ymedio)

Los niños juegan en el salón con piezas de legos, juguetes de madera y algunos muñecos de peluche. El lugar es luminoso y dos auxiliares especializadas mantienen bajo atenta mirada a cada infante. Tras la puerta, cuelga enmarcada la licencia por cuenta propia de la dueña del lugar. Las guarderías privadas se abren paso amparadas por la nueva legalidad y ante el deterioro de los centros estatales.

El Gobierno se ha propuesto revertir esta situación en este 55 aniversario de la fundación de los círculos infantiles. Para lograrlo, no solo busca ampliar significativamente las capacidades, sino también someter a reparación integral muchos locales y elevar la calidad en la formación del personal que labora en tan sensible sector.

Hasta mediados del pasado año, al menos 49.000 familias que habían solicitado una plaza en uno de estos centros todavía no habían obtenido respuesta

Al cierre de 2014 funcionaban en la Isla 1.078 guarderías bajo gestión estatal con una matrícula de 139.878 niños. Hasta mediados del pasado año, al menos 49.000 familias que habían solicitado una plaza en uno de estos centros todavía no habían obtenido respuesta, según una información brindada por la directora nacional de Educación Preescolar del Ministerio de Educación, María de los Ángeles Gallo Sánchez.

La funcionaria, no obstante, aseguró que cada año aumenta la matrícula de los círculos infantiles con más de 2.000 nuevas plazas, aunque reconoció que es un crecimiento insuficiente para la demanda que presenta el país. Varios especialistas consultados por este diario apuntan que ese problema incide también en la baja natalidad por la que atraviesa el país.

Desde el año 1978, la tasa global de fecundidad en Cuba se mantiene por debajo de los 2,1 hijos por mujer y en 2012 alcanzó un preocupante 1,69, una cifra que amenaza con convertir a Cuba en el noveno país más envejecido del mundo. Pero ni siquiera esa caída en los números de nacimientos ha aliviado los problemas para que las familias accedan a cupos en los círculos infantiles.

Para que un niño pueda ser matriculado en ese nivel de enseñanza, se establece como requisito indispensable que la madre sea una trabajadora en activo. Sin embargo, cumplir con ese punto no garantiza la asignación. Las Comisiones Municipales de otorgamiento analizan cada caso y otorgan las plazas en correspondencia con la demanda del desarrollo económico y social del territorio.

Una vez conseguida la plaza, la familia debe abonar una mensualidad casi simbólica por el servicio, que en el caso de hogares de muy bajos ingresos puede ser prácticamente nula.

La familia debe abonar una mensualidad casi simbólica por el servicio, que en el caso de hogares de muy bajos ingresos puede ser prácticamente nula

Carmen, trabajadora de la empresa eléctrica, se encuentra en el caso de las madres que aún no han logrado que su hija acceda a uno de estos locales estatales. "Desde que la niña tenía seis meses llené la solicitud, para que supiera caminar, comer y decir algunas palabras cuando la aceptaran, pero hasta ahora no he recibido respuesta".

Con un salario que apenas supera los 500 pesos cubanos mensuales, Carmen está pensando optar por una plaza en una casa privada dedicada al cuidado de infantes. Sería un sacrificio económico importante pero asegura que se sentirá "más tranquila" porque "hay mucha gente bien preparada que se ha ido del sector estatal por las malas condiciones y ha montado su propio negocio de cuidado de niños".

A finales de junio de 2015 existían en el país 1.726 personas dedicadas a trabajar como "asistentes para el cuidado de niños" en el sector no estatal y el 34 % de esa cifra se encontraba en La Habana. Van desde los locales más modestos, como el de Juana Núñez, una maestra retirada que ha abierto en su casa uno de estos círculos infantiles privados.

"Soy jubilada y ahora atiendo a 12 niños", comenta la señora residente en Arroyo Naranjo. "Aquí les enseño a caminar, hablar, comer solos, además de las materias escolares fundamentales de su edad", explica mientras enseña algunos libros con ilustraciones, juegos de aprendizaje y lápices de colores que tienen en el lugar para el uso de los pequeños.

La tarifa mensual para contratar los servicios de Juana es de unos 20 pesos convertibles, el salario mensual de un profesional. A pesar del alto precio, la cuidadora comenta que ya no tiene más lugar para responder a la alta demanda. "Muchas veces llegan padres y me aseguran que pueden pagar más, pero ya no tengo espacio", asegura la educadora.

La tarifa mensual para contratar los servicios de Juana es de unos 20 pesos convertibles, el salario mensual de un profesional

Los locales más caros también están prácticamente llenos. En la céntrica calle 23 de La Habana se ubica una guardería privada bajo la dirección de Yaquelín Cárdenas. En el sitio las empleadas son graduadas en sus respectivas especialidades e imparten clases de idioma, teatro y otras habilidades. Además se enorgullece de su servicio de enfermería.

El local está dividido en tres salones a partir de la edad. "Cada área puede tener de 10 a 12 niños con su educadora y su auxiliar, el salón de lactante está climatizado y tiene una educadora con 3 nanas calificadas, recibimos infantes desde el primer mes de nacido", detalla Cárdenas.

Los precios para un servicio así puede llegar hasta los 80 pesos convertibles al mes, según los servicios contratados, que pueden incluir el almuerzo, las meriendas, uniformes y transportación.

Sin embargo, Cárdenas tampoco está aceptando nuevos ingresos hasta que no haga unas ampliaciones constructivas en el lugar. "Lo único que espero es que después que termine la inversión haya un baby boom y me lluevan los clientes", especula. Pero la cigüeña se muestra desconfiada en el caso cubano. Al nido más popular que son los círculos infantiles estatales le faltan espacio y condiciones para para responder a un eventual aumento en la natalidad.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11