Un incendio afecta al mayor humedal del Caribe insular

La complejidad del terreno y la sequía se han aliado en la Ciénaga de Zapata, donde desde hace 14 días un incendio forestal se extiende sin que se logre extinguirlo. Con dos frentes que cubren más de 1.770 hectáreas, 30 de ellas de bosques naturales, las llamas no han afectado ningún asentamiento humano, pero han causado un grave daño en el ecosistema de la zona.

En declaraciones a la prensa oficial, Olga Miquet, jefa del grupo de protección de recursos naturales del Cuerpo de Guardabosques en la provincia de Matanzas, aseguró que los bomberos tratan de contener el avance de las llamas, para lo cual han construido trochas y utilizado grandes volúmenes de agua. Sin embargo, la ciénaga continúa ardiendo.

La fuerte sequía que azota el país ha contribuido a aumentar las proporciones de la catástrofe. Sin embargo, hay indicios de que el foco inicial del incendio fue provocado el pasado 25 de marzo por cazadores furtivos en Los Arroyones, un área protegida con poblaciones de cocodrilos, cotorras, ferminias, grullas, jutías y otras especies de la fauna del mayor humedal del Caribe insular.

Por su parte, el especialista principal del centro de gestión para la reducción de riesgos en la Ciénaga, Ariel González, explicó que las condiciones difíciles del terreno complican las labores para sofocar las llamas.

El peligro de incendios forestales está presente en varias regiones del país. A finales de marzo, el cuerpo de guardabosques de la provincia de Granma pidió tomar todas las medidas de precaución para prevenirlos. La fuerte sequía, unida a las elevadas temperaturas, la velocidad de los vientos y la vegetación seca, han aumentado considerablemente las condiciones para que se produzcan.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4