El ministerio de Salud hace un balance positivo de los datos sanitarios de 2014

Cuba podrá obtener el certificado de primer territorio libre del mundo en materia de transmisión materno-infantil de sífilis congénita y VIH

Margaret Chan y Roberto Morales en rueda de prensa en Ginebra. (WHO/M. Missioneiro)
Roberto Morales en una rueda de prensa en Ginebra. (WHO/M. Missioneiro)

El ministro de Salud Pública, Roberto Morales, hizo este miércoles balance de la situación sanitaria del país en un encuentro con la prensa oficial en el que desgranó los últimos éxitos alcanzados en la Isla en esta área, sin dejar de recordar que es necesario seguir trabajando para mantener los indicadores, mejorar las carencias y garantizar que los servicios médicos cubanos sigan siendo de referencia dentro y fuera del país.

Morales anunció que en los próximos días, Cuba puede ser certificada como primer territorio libre de transmisión materno-infantil de sífilis congénita y VIH del mundo, ya que alcanza los parámetros establecidos internacionalmente. El hecho, aseguró el ministro, "nos coloca en un lugar cimero entre los sistemas de salud de mayor prestigio en el mundo y denota, además, hacia dónde marchamos en pos de una situación epidemiológica controlada".

Morales Ojeda destacó que, en los últimos meses, se ha reducido la atención médica por enfermedades diarreicas y se ha logrado un mayor control del dengue y el cólera.

"En la medida en que logremos incidir cada vez más en la asunción de hábitos de vida saludables, tendremos una reducción de más del 50% en los determinantes de la salud que hoy propician el cáncer, las enfermedades cardíacas y cerebrovasculares entre las primeras causas de muerte en el país», señaló el ministro tras asegurar que los buenos hábitos están contribuyendo también a la reducción de las enfermedades víricas.

José Ángel Portal Miranda, viceministro primero de Salud Pública, aseguró que el indicador de mortalidad por enfermedades infecciosas se situó en 2014 por debajo del 1%. Sin embargo, agregó Portal Miranda, "no podemos garantizar la estabilidad de la situación epidemiológica en el país si no revitalizamos los laboratorios y otras estructuras del sector de la salud, y para ello continuamos trabajando y potenciando inversiones de alto valor".

Morales Ojeda destacó que se ha reducido la atención médica por enfermedades diarreicas y se ha logrado un mayor control del dengue y el cólera en los últimos meses

Para 2015 se han aprobado 138 millones de pesos para el área sanitaria, de entre los cuales 61 millones se destinarán a la infraestructura y 74 millones a la adquisición de equipos médicos y no médicos.

Entre los retos que afronta la sanidad cubana para este año, el viceministro Alfredo González Lorenzo se refirió a la mejora del abastecimiento en las farmacias y el acortamiento de los ciclos de espera y atención en áreas como la estomatológica y la de servicios ópticos.

Está prevista, además, la reducción del empleo de recetas médicas y la inclusión de algunos artículos que no precisan de prescripción médica, como curitas o vendas.

La reparación y creación de hogares de ancianos y casas de abuelos es otra prioridad, según el ministro de salud, dado el envejecimiento de la población que sufre la Isla. "Las condiciones idóneas en esos lugares deben corresponderse con la eficiencia y sostenibilidad de nuestro sistema de salud".

Marcia Cobas Ruiz recordó el elevado porcentaje de ingresos que supone para el país el envío de servicios sanitarios al exterior

Morales Ojeda puso énfasis en la necesidad de que la población se dirija a los centros de atención primaria con el fin de no congestionar los hospitales e institutos y gastar los recursos de manera racional.

La viceministra Marcia Cobas Ruiz, por su parte, recordó el elevado porcentaje de ingresos que supone para el país el envío de servicios sanitarios al exterior. "Suman 50.663 los colaboradores en el exterior, de los cuales más de 25.000 son médicos. Los convenios de colaboración se incrementan en Brasil, Qatar, Argelia, México, Portugal, Arabia Saudita y naciones africanas —entre ellas las de la región afectada por el virus del Ébola—, con la solicitud adicional de enfermeras y tecnólogos, por lo que la preparación y capacitación de nuestros profesionales de la salud debe ser rigurosa, sobre todo en lenguas extranjeras".

Las autoridades sanitarias también señalaron como fuentes de ingresos el turismo sanitario, los servicios académicos y los de salud que se ofrecen en la frontera. "El plan de trabajo para el presente año es muy duro y ambicioso, pero las capacidades de Cuba para lograr todo lo que nos proponemos son ilimitadas", señaló Marcia Cobas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8