27 de cada mil mujeres en edad fértil recurren al aborto en Cuba

La cifra se reduce casi a la mitad en comparación con la década de los ochenta

El Hospital Gineco-Obstétrico América Arias, conocido como Maternidad de Línea en La Habana. (Foto Panoramio)
El Hospital Gineco-Obstétrico América Arias, conocido como Maternidad de Línea en La Habana. (Foto Panoramio)

27 de cada mil mujeres recurren a la interrupción voluntaria del embarazo en Cuba, una cifra moderadamente elevada que, sin embargo, supone una reducción respecto a la década de los 80, con una tasa de 50 por cada mil. El dato ha sido destacado en el Primer Seminario Nacional sobre Planificación Familiar y el Curso de Anticoncepción Moderna en el que participaron especialistas médicos y licenciados en enfermería de todas las provincias del país.

Los obstáculos introducidos en los últimos tiempos en la tramitación para acceder a una regulación menstrual están entre las causas señaladas para la reducción de la tasa de abortos en Cuba. Las pruebas médicas que se exigen en la actualidad y los recovecos burocráticos hacen que el proceso demore demasiado para algunas mujeres, que se ven obligadas a continuar con el embarazo porque se les ha pasado el plazo para acceder a un aborto legal.

Para Roberto Álvarez Fumero, jefe del Departamento Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública, "los embarazos no deseados que terminan en aborto, en su mayoría, son consecuencia de la no utilización de anticonceptivos o de que el método usado sea de baja eficacia y falle; particularmente cuando se trata de un método como el coito interrupto o los basados en la percepción de la fertilidad (del ritmo). Pero, por sobre todas las cosas, son resultado de la falta de educación integral en la sexualidad".

Uruguay, Cuba y México DF son los únicos de la región en contar con leyes de plazos para la interrupción del embarazo. Si, por un lado, en Uruguay apenas nueve de cada mil mujeres apelan a esta práctica, la Isla muestra una de las cifras más altas de la zona. Los datos más elevados se registran en Colombia, Brasil ‒donde la interrupción del embarazo se produce con restricciones (casos de violación o por razones terapéuticas) y Chile ‒país en el que se prohíbe en cualquier circunstancia. En estos tres países, se registran 30, 40 y 50 abortos por cada mil mujeres, respectivamente, aunque en el caso chileno esa estadística ha sido muy discutida por estudios presentados en los últimos años.

El escenario demográfico y social del país se caracteriza también por el retraso en la edad del primer embarazo

Cuba se enfrenta a un grave problema de envejecimiento poblacional ‒un 18,3% de la población tiene más de 60 años‒ debido, en parte, a la disminución de la natalidad en las últimas décadas. Además, el escenario demográfico y social del país se caracteriza también por el retraso en la edad del primer embarazo. "La mujer cubana posterga la edad del primer parto, lo cual coloca a los servicios de salud y profesionales de este sector ante el desafío de estar preparados para asumir con mayor frecuencia una población embarazada de alto riesgo: mujeres de más de 35 años de edad".

Por otro lado, los embarazos en la adolescencia (un 15,9% según datos oficiales de 2012) también "guardan una estrecha relación con el índice de infertilidad", destaca Granma. La salida más recurrente para esas jóvenes y sus familias suele ser el aborto, cuya frecuencia en la Isla lo ha llevado a convertirse en un "método anticonceptivo, regulatorio de la fecundidad".

Los datos de fecundidad están desactualizados ya que la última Encuesta Nacional data de 2009. En ella se situó en un 21% la cifra de mujeres de 15 a 54 años que refirió haber experimentado, al menos, un embarazo que terminó en un aborto provocado o en una regulación menstrual.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6