La papa vuelve al mercado racionado

En febrero, marzo y abril la distribución del tubérculo volverá a estar controlada en todo el país, con un límite de 14 libras por persona y previa presentación de la libreta de racionamiento

Una larga fila de clientes aguarda para comprar este viernes las cuatro libras de papa por persona que distribuye el mercado racionado. (14ymedio)
Una larga fila de clientes aguarda para comprar este viernes las cuatro libras de papa por persona que distribuye el mercado racionado. (14ymedio)

La distribución liberada de la papa, un símbolo del Gobierno de Raúl Castro, ha sufrido un duro revés. Durante el trimestre de febrero, marzo y abril la distribución del tubérculo volverá a estar controlada en todo el país, con un límite de 14 libras por persona y previa presentación de la libreta de racionamiento, según anunciaron las autoridades en medios locales.

La medida ha sido tomada para "asegurar un mayor acceso de la población a la compra de papas", advierte el comunicado oficial.

La compra se "anotará en la libreta de abastecimiento y mantiene el valor de un peso"

El usuario recibirá "14 libras per cápita (dos en el primer mes y seis en los restantes) en los mercados agropecuarios estatales (MAE) y bodegas". La compra se "anotará en la libreta de abastecimiento y mantiene el valor de un peso".

Los núcleos que no las reciban este mes podrán adquirir las libras correspondientes a febrero junto a las seis de marzo.

La papa se distribuyó exclusivamente de manera normada hasta el año 2009 a un precio de 0,45 CUP por libra, menos de 2 centavos de dólar. A partir de aquel momento se liberó su venta a un precio de 1 CUP (4 centavos de dólar), un monto que el Estado describe como subsidiado.

Entre los años 2014 y 2015 la recogida de papa experimentó un importante aumento, al pasar de poco más de 53.000 toneladas a 123.000. Pero el consumo interno también creció con la llegada al país de un mayor número de turistas y la expansión del sector privado, especialmente el dedicado a servicios gastronómicos.

La distribución de la papa nacional, de menor rendimiento que la importada, ha comenzado este año por los municipios de Artemisa, San Antonio, Güira de Melena y Alquízar, productores del tubérculo. En los próximos días arribará también a la capital, donde los consumidores la esperan con ansias.

"Algo tenían que hacer porque cuando llegaba la papa, solo podían comprar los revendedores y los acaparadores", se queja Samuel, jubilado y residente en la cercana calle Estancia a las afueras del mercado del Ejército Juvenil del Trabajo en la calle Tulipán.

Para el hombre "la medida favorece a la gente más pobre", aunque todavía considera que "el precio es muy alto" para los que reciben una pensión. "Tengo nada más que 180 pesos al mes y no me da la cuenta", asegura.

"Eso fue una decisión de arriba, aquí ha sorprendido a mucha gente", cuenta a 14ymedio un funcionario

Sin embargo, María Victoria, trabajadora de una tienda en divisas, cree que "esto es un paso atrás, porque a estas alturas es para que ni libreta hubiera". La empleada estatal se muestra sorprendida del regreso de la papa al mercado racionado. "En lugar de avanzar, creo que vamos para atrás", sentencia.

En el Ministerio de la Agricultura, la papa vuelve a ser la comidilla entre los trabajadores que entran al imponente edificio y los choferes que esperan afuera para transportar a algún funcionario. "Eso fue una decisión de arriba, aquí ha sorprendido a mucha gente", cuenta a 14ymedio uno de ellos, que prefiere el anonimato.

En abril pasado el Congreso del Partido Comunista ratificó los Lineamientos de la Política Económica y Social, entre los que se acordó "dar continuidad a la eliminación ordenada y gradual de los productos de la libreta de abastecimiento". Sin embargo, la decisión no se ha aplicado hasta el momento.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 34